GABRIEL PIERAS SALOM, CRONISTA OFICIAL DE INCA (ILLES BALEARS), PRONUNCIÓ EL PREGÓN EN LAS FIESTAS PATRONALES DE SANTA TECLA EN LA LOCALIDAD DE BINIAMAR

El pasado martes, día 17 del presente mes de Septiembre, Gabriel Pieras Salom, Cronista Oficial de la ciudad de Inca (Illes Balears), pronunció un sentido pregón en el pueblecito de montaña Biniamar, perteneciente al municipio de Selva, con motivo del inicio de las Fiestas Patronales dedicadas a Santa Tecla.

El pregón tuvo lugar en la iglesia parroquial de Santa Tecla. El templo estaba lleno de vecinos, amigos e invitados. Saludamos al alcalde de Selva, Joan Rotger, antiguo alumno del pregonero, a los alcaldes delegados de las poblaciones vecinas del mismo Biniamar, de Caimari y Moscari (pueblos de montaña con nombre islámico). También estaban presentes el Rector de la parroquia Mossèn Carles Seguí, el antiguo y primer Rector Mn. Santiago Cortés y Forteza, algunos concejales de los pueblos vecinos y de Inca, entre ellos se puede destacar al Sr. Pedro Rotger Llabrés, antiguo alcalde de Inca y Ex presidente del Parlamento Balear quien no quiso perderse el pregón del Cronista Oficial de la ciudad de Inca. Excusó su asistencia el Sr. Alcalde de Inca, Virgilio Moreno Sarrió, el cual fue dignamente representado por varios concejales.

Gabriel Pieras, con su sensibilidad reconocida y su buen hacer, hizo un recorrido sentimental por Biniamar mediante sus lazos que le unen a la localidad. Su padre, Miguel Pieras Beltrán (1902-1991) vivió muchos años en casa de su nodriza de Biniamar que le amamantó unos años por no haber podido hacerlo su madre. Siempre respetó y amó al matrimonio que le acogió amorosamente. Otro lazo de simpatía y respeto hacia Biniamar fueron las Hermanas Franciscanas, Hijas de la Misericordia, del convento del pueblo ya que su padre tenía una hermana de su madre, monja franciscana, Sor Flaviana Beltrán Garau. Un tercer lazo sería la gran amistad del pregonero con el primer Rector de la citada parroquia de Santa Tecla, ya que sus idas y venidas a Biniamar para ayudarle, fueron muy abundantes. Otro lazo fueron los largos paseos, caminatas, entre Inca i Biniamar (unos seis kilómetros ida y vuelta) que vienen realizando Gabriel y su esposa Catalina desde hace más de treinta años.

Fue muy aplaudido y Gabriel, con la emoción en su rostro y en su corazón, agradeció la invitación de haber sido el pregonero de este año y que daba inicio a las fiestas de Santa Tecla, patrona de Biniamar. También se destacó la presencia de la esposa de Gabriel, Catalina, y de su hijo mayor Miguel, historiador y continuador incansable de su padre. El pregón se publicará en el programa de fiestas del próximo año 2020.

Redacción Cultural del Semanario DIJOUS.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje