ACAROS POR ARIAS

POR PEPE MONTESERÍN, CRONISTA OFICIAL DE PRAVIA (ASTURIAS)

Admirable y necesario, aquí lo conté en alguna ocasión, Jaime Martínez hizo mutis por el foro; hace cuarenta años descubrió mi alergia a los ácaros, curó mis estornudos y puso mi nariz en valor; me contó cosas de su trabajo y su jubilación, me introdujo en la ópera y me mostró el Campoamor desde la capilla hasta la parrilla, del foso de orquesta al gallinero, de las candilejas a las bambalinas, desde la Esperanza del libro de bronce hasta el telón de fondo, la cuerda de contrapesos y la calle Progreso; con Jaime escuché esos primeros ensayos de los cantantes con la pianista, los generales, los estrenos, sus ¡bravo! en el palco y brindé con él entre bastidores. En el lejano oriente creen que cuando alguien estornuda significa que recuerda a un ser querido; pues bien, yo siempre me acuerdo de Jaime cuando no estornudo, gracias a él puede sobrecogerme “Una furtiva lágrima” sin otras perturbaciones que las transmitidas por la buena música.

Fuente: https://www.lne.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje