FERIA Y FIESTAS DE SAN MIGUEL A PRINCIPIOS DEL SIGLO XX

POR JOSÉ JESÚS SÁNCHEZ MARTÍNEZ, CRONISTA OFICIAL DE MORATALLA (MURCIA)

Altar antiguo.

Moratalla, Año 1901. Comenzaba un nuevo siglo. La Feria y Fiestas de San Miguel tuvieron lugar del 24 al 29 de septiembre, quizá algo deslucida por la lluvia, pero animada en todo momento por la actuación de la Banda de Música tanto en su recorrido por las calles de la población como en el tablado, según informa el Corresponsal del Diario de Murcia en el ejemplar del día 2 de octubre. Las verbenas de la noche en el Jardín de Mendizábal –la Glorieta– estuvieron muy animadas, gracias también al alumbrado eléctrico que les confirió gran realce.

La Función religiosa, con numerosa concurrencia, fue solemne, oficiada por el presbítero de la capital y elocuente orador, D. Pascual Jara Carrillo, predicando el Sr. Teniente de la parroquial, D. Rafael García Galera; la tradicional procesión tuvo que suspenderse por causa de la lluvia.

A falta de otro local cerrado, hubo funciones de teatro al aire libre, cafés cantantes, salones de recreo, numerosas tiendas de quincalla, platerías, sombrererías, confites, turrones y otra infinidad de objetos, según señala el citado rotativo.

Muy abundante la feria en cuanto a ganado caballar, mular y asnal y no tanto la del vacuno.

La presencia en Moratalla del presbítero capitalino D. Pascual Jara Carrillo se debió a la iniciativa de la Sra. Dª Julia Velasco de Tarín, con objeto de celebrar en la iglesia parroquial un novenario en sufragio de la difunta Dª María Manuela Guillén viuda de Velasco, novenario bajo la advocación de Ntra. Sra. Virgen de Guadalupe, todo ello costeado por la referida señora doña Julia Velasco de Tarín; el novenario finalizó con una función en la que predicó el mencionado presbítero, traído ex profeso por tal motivo a Moratalla por la citada señora.

Con motivo de estos días de feria y otros asuntos, visitaron Moratalla diversas personalidades de la Comarca: el señor Arcipreste de Cehegin, D. José María Ramón; los señores presbíteros, tenientes de las pedanías moratalleras de San Juan y Benizar; D. Cosme Gómez Marín y señora; don Mateo Rebollo e hijo; D. Juan Antonio Navarro, señora e hijos; D. José Montoya Elum; D. Francisco y D. José María Sánchez Olmo; D. Pedro Vélez Guillén y su hija María; D. Manuel de Rueda y familia, etc.

Según el citado periódico, gracias a las disposiciones de la autoridad y a la constante vigilancia de la Guardia Civil, presente en todos los actos religiosos y festejos, no hubo alteración del orden público.

Aquel año de 1901, la Comisión de festejos estuvo compuesta por: D. Francisco Gómez, D. Mariano Rochc, D. Estanislao Guirao y D. Esteban García Guirao, jóvenes entusiastas que con escasísimos recursos contribuyeron al mayor brillo y esplendor de esta Feria y Fiestas de San Miguel.

Fuente: https://blogs.laopiniondemurcia.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje