CONVENTO DE CAPUCHINOS DE LA INMACULADA CONCEPCIÓN, EL TESORO DESCONOCIDO DEL PATRIMONIO DE CAUDETE (ALBACETE)

AYER CONCLUYÓ LA PRIMERA FASE DE UNA SERIE DE TRABAJOS ARQUEOLÓGICOS EN LA ZONA DE CAPUCHINOS, DIRIGIDOS POR LOS ARQUEÓLOGOS GABRIEL SEGURA HERRERO, CRONISTA OFICIAL DE ELDA (ALICANTE), Y DANIEL AZORÍN JUAN, DE LA EMPRESA ARQUEALIA

Muchos son los caudetanos que han oído hablar de Capuchinos, pero no todos son capaces de localizarlo en un mapa. Tampoco se sabe mucho de lo que era, realmente.

El Ayuntamiento de Caudete ha recibido una subvención de 4.000 euros procedente del Instituto de Estudios Albacetenses, precisamente, para empezar a descubrir, y poder valorar adecuadamente, el antiguo Convento de Capuchinos de la Inmaculada Concepción de Caudete, una joya de nuestro patrimonio con mucha más historia de la que podamos imaginar.

Ayer concluyó la primera fase de una serie de trabajos arqueológicos en la zona de Capuchinos, dirigidos por los arqueólogos Gabriel Segura Herrero, cronista oficial de Elda, y Daniel Azorín Juan, de la empresa Arquealia de Elda, encargada de este proyecto. El Ayuntamiento de Caudete es el promotor de estos trabajos, y cuenta con la colaboración de la asociación Amigos de la Historia Caudetana.

El Convento de Capuchinos de la Inmaculada Concepción estuvo en activo desde la mitad del siglo XVII hasta la Desamortización Eclesiástica de 1865, y en la última década del siglo XIX fue reciclado, prácticamente, en su totalidad. Sus piedras, maderas, metales… fueron reutilizados para construir otras edificaciones, como el barrio de San Francisco, la plaza de toros, El Paso, etc.

Albergaba entre 30 y 40 monjes de forma permanente, y entre 20 y 30 personas más trabajaban directa o indirectamente en el convento. Sorprende, pues, el tamaño del recinto, que comprende la casa conventual y el huerto, todo ello perimetrado por un muro.

En opinión de los arqueólogos que dirigen el proyecto, la importancia del conjunto histórico y arqueológico es muy alta, no sólo para Caudete, sino para Albacete y las provincias limítrofes. El motivo es que son pocos los conventos desaparecidos y conocidos, ya que, normalmente, es raro encontrar sus restos.

El objetivo del proyecto pretende recuperar en varias fases todos los restos del convento, y darlo a conocer a los caudetanos y al público en general, dada la importancia de este singular conjunto histórico.

Cabe destacar la gran colaboración prestada por el caudetano Joaquín Mollá. Gracias a la documentación aportada por él, se ha podido identificar la hospedería del convento, que ha sido donde se han centrado los trabajos en esta primera fase, además de desbrozar la zona y limpiar las piedras más importantes del recinto, en lo que ha colaborado personal de la empresa FOBESA, dirigidos por los arqueólogos.

En el último día de esta primera fase, el alcalde de Caudete, Moisés López, los directores del proyecto, Gabriel Segura y Daniel Azorín, y el secretario de la asociación de Amigos de la Historia Caudetana, Francisco Díaz, ofrecieron detalles en la misma zona de Capuchinos sobre todo lo realizado hasta ahora.

El alcalde también anunció que para el próximo verano se van a preparar unas jornadas de Voluntariado Arqueológico, precisamente, para colaborar en los trabajos de recuperación del Convento de Capuchinos de la Inmaculada Concepción de Caudete.

Por su parte, Francisco Díaz Clemente, secretario de la asociación de Amigos de la Historia Caudetana, indicó que en la Feria de la Solidaridad tendrán un stand donde habrá información sobre este proyecto, que podrá ser consultada por todos los interesados.

Fuente: https://caudetedigital.com/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje