ROSARIU ENTRE QUINTANES Y XUANINES PA CON ÉL

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

Galletas de maíz.

Hoy es el día -mejor el anochecer del día de hoy- cuando San Juan de Duz y la Poladura (Huerres) se mueve en otros muy interesantes proyectos), pueblos integrantes de la parroquia de Duz (Colunga-Asturias), celebran su ROSARIU ENTRE QUINTANES; una devoción hecha ya tradición desde hace 5 años en esas localidades.

Una «Quintana» es una agrupación vecinal de casas, localizada dentro de una parroquia, con una vida vecinal muy compartida entre sus habitantes. En San Juan de Duz se distinguen tres «quintanes». La de Arriba, la de Abajo y La Riestra. El vecindario y visitantes procesionan a la Virgen y rezan el Rosario en un desfile nocturno, con la iluminación eléctrica apagada, y solamente con la que ofrecen las luces de velas encendidas en portales y ventanas de casas o con las que llevan los devotos en sus manos.

Siempre que asisto a esta procesión recuerdo los versos de aquel gran poeta extremeño Luis Chamizo en su libro «El miajón de los castúos» (1921) donde en uno de sus poemas rememora una procesión mariana nocturna:

«Al pasá por la casa e los ricos,
¡pumba!, se encendían toas las luminarias…
Y al pasá por la casa e los probes
también había luces dando luminaria:
luces de pitrolio que apagaba el aire;
quinqueses, candiles en toas las ventanas,
que parecían relamiase de gusto
al pasá la Virgen elante e su casa.
Y pa mi qu´a Ella no debía gustale
la luz elletrina pa que l´alumbrara.
¡La luz elletrina!, tan seria, tan fosca,
con sus alambraos y sus maquinarias,
y con sus celipas y con sus tornillos
que d´un golpe encienden y d´un gorpe apagan…»

Así es la procesión en San Juan: sin «luz elletrina», con candiles y velas en puertas y ventanas, y con silencio de noche para dar voz al rezo del Santo Rosario, como estos días nos pide el Papa Francisco.

Y «después de la misa, a la mesa», que dice el refrán.

La parroquia entregará el premio ROSARIO DE HONOR al CORO MANÍN, de Lastres (Colunga) en homenaje a sus 40 años de historia en favor del concejo colungués.

Y como «fin de fiesta», la degustación de XUANINES, unas galletas de maíz (sin gluten, por supuesto), elaboradas especialmente para esta celebración por «una sanjuanina » que desea satisfacer los gustos dulces de celíacos y no celíacos.

No nos facilitó «su fórmula», que nosotros hemos conocido a través de otros cocineros-reposteros, y que muy aproximadamente es esta:
Mezclen, amasando muy bien, harina de maíz tamizada («bien peñerada») con mantequilla muy blanda o derretida, azúcar moreno, uno o dos huevos (según cantidad de harina y mantequilla) y una pizca de sal. Moldeen las galletas y horneen a unos 180º C hasta que tomen color tostado ligero.

Nota.- Si la masa resultara muy compacta al amasarla puede aligerarse con la adición de un poco de leche.

En algunos recetarios que he consultado aconsejan aromatizar con un «toque» («una sospecha», dice un amigo mío) de ralladura de limón.

Ya lo saben: hoy por la tarde-noche en San Juan de Duz para rezar el Rosario, aplaudir al Coro Manín y degustar les XUANINES».

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje