LOS VECINOS RECLAMAN DE NUEVO LA RESTAURACIÓN DE SAN JOAQUÍN • LA ASOCIACIÓN “NUESTRA OLMA” HA PROMOVIDO UNA RECOGIDA DE FONDOS PARA LA ERMITA

POR JUAN CUELLAR LAZARO, CRONISTA OFICIAL DE FUENTE PIÑEL Y COMUNIDAD DE VILLA Y TIERRA DE FUENTIDUEÑA (SEGOVIA)

 Ruinas de la ermita de San Miguel, en una imagen de archivo. / El Adelantado

Ruinas de la ermita de San Miguel, en una imagen de archivo. / El Adelantado

El viernes 2 de mayo, a las 18 horas, se celebró la tradicional rogativa a la ermita de San Miguel de Sacramenia. Esta actividad, que desde tiempo inmemorial se celebraba en el pueblo, ha sido recuperada hace pocos años cuando se fundó la Asociación artístico-cultural «Nuestra Olma», cuyo principal objetivo, precisamente, es conseguir la restauración de dicha ermita. Elemento emblemático del patrimonio del pueblo y del románico segoviano, este monumento, hoy en ruinas, forma parte de la identidad de la población, y es un vestigio fundamental de su historia.

Cada año, en una fecha próxima al 8 de mayo que es cuando se celebraba antiguamente, los vecinos se reúnen para subir hasta ella celebrando la rogativa y la bendición de los campos respetando el recorrido que marca la tradición.

La ermita de San Miguel de Sacramenia se construyó en el siglo XII sobre un asentamiento del IX, y fue declarada Bien de Interés Cultural en 1983.

Desde hace años esta Asociación, en estrecha colaboración con el Consistorio del municipio, está reivindicando que no se olviden de que la ermita sigue ahí, deteriorándose sin remedio tanto por el inevitable e inexorable paso del tiempo como por el expolio progresivo que sufre por parte de algunos visitantes desaprensivos y nada respetuosos con el patrimonio artístico.

Es por ello por lo que, con actos como la recuperación de esta rogativa, tanto la Asociación «Nuestra Olma» como el Ayuntamiento de la localidad, continúan luchando por su ermita y tratan de llamar la atención de las instituciones públicas para conseguir, si no su restauración completa, si, al menos, la consolidación de sus restos. Se sigue esperando, pues, a que la Junta de Castilla y León ofrezca algo más que buenas palabras, a la vez que se realizan actividades para la recaudación de fondos con la esperanza de que algún día se pueda ver la ermita restaurada, aunque sea con fondos privados. Con este fin se ha abierto una cuenta que se puede encontrar en http://www.nuestraolmasacrameniasociacio.es/ cuyos fondos serán dedicados exclusivamente a tal cometido.

Se espera con ilusión que para las próximas fiestas patronales de la localidad (Santiago y Santa Ana, el 25, 26 y 27 de julio), se hayan podido conseguir al menos todos los permisos correspondientes y el alumbrado definitivo de la misma.

Fuente: http://www.eladelantado.com/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje