NO ME BASTA DECIR ¡GRACIAS!

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

Don Rafael Anes , Presidente de la Real Academia de la Historia , prologuista y presentador de mi libro ASTURIAS, COCINA DE MAR Y MONTE.

Ayer, después de muchos años cuando un grupo de colungueses solicitó al Ayuntamiento de Colunga mi nombramiento como HIJO PREDILECTO del Concejo, solicitud avalada por más de medio millar de firmas y multitud de adhesiones de entidades académicas, culturales, deportivas, gastronómicas…, la actual Corporación presidida por la alcaldesa doña SANDRA CUESTA y con el voto unánime de los Concejales de TODOS LOS GRUPOS POLITICOS, me ha concedido ese honor.

La llamada de la Alcaldesa, una vez concluido el Pleno ayer por la tarde, me produjo alegría, emoción, ganas de reír y de llorar a la vez, sentimiento de gratitud y temor de no saber cómo mostrar mi agradecimiento a todos los colungueses y amigos que desde que se difundió la noticia no cesan de mandarme mensajes de felicitación.

Así, como en una nube de recuerdos o como en un flash fotográfico, se agolpan en mi memoria miles y miles de recuerdos que, de un modo u otro, marcaron etapas de mi vida. Alternancia de tristezas y de fracasos con multitud de alegrías y , ¿por qué no decirlo?, de éxitos .

Mi vida profesional, ya finalizada mi carrera universitaria, se centró en la docencia de la Física y en la divulgación científica con redacción y edición de libros de texto científicos. (Física, Química, Tecnología Industrial, Mecánica, Electrotecnia…) fundamentalmente con destino para cursos de ESO, Bachillerato y Universidad.

La otra vertiente se dirigió hacia temas «más evasivos»: Costumbrismo, Historia, Gastronomía…

En total, más de 200 libros editados.

Y, por supuesto, Colunga, villa y concejo, siempre presentes en mis trabajos, mis conferencias, mis pregones festivos…

Colunga y su concejo fueron y son mi pasión de vida, mi amor de sentimiento y mi presencia de sentimiento.

Hoy, más que nunca, me siento un «colungués universal».

No me basta dar las gracias.

Les entrego todo lo que soy en un infinito abrazo de gratitud.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje