MIEDO ME DA

POR PEPE MONTESERÍN, CRONISTA OFICIAL DE PRAVIA (ASTURIAS)

Dicen que los políticos se desayunan un sapo cada mañana, pero en esta sociedad tan intervenida, cuando la clase dirigente es pusilánime y no prioriza el bien común, quien ha de tragarse un sapo cada mañana, o una andarica viva, somos los administrados. Tras las votaciones del pasado 28 de abril y la incapacidad de los líderes a coaligarse, hoy mucha gente de izquierda bascula a la derecha; según novísimos sociólogos, la ciudadanía se vuelve conservadora ante la incertidumbre y a la hora de elegir entre seguridad, igualdad o libertad prefiere lo primero y cambia su voto, ayer muy progresista, por uno muy conservador, como quien pretende limpiar con tinta de calamar una mancha de tomate. Esto me trae a “Los Buddenbrook”, de Thomas Mann, cuando en el cap. 1º, 8ª parte, Christian cuenta la historia de un hombre que dormido se traga un ratón, acude al médico y éste le recomienda que se trague un gato.

Fuente: https://www.lne.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje