LOS ESPANTES SAUCANOS ASPIRAN AL «TRONO» • SE REABRE EL EXPEDIENTE PARA CONSEGUIR LA DECLARACIÓN DEL ESPECTÁCULO DE LA VISITACIÓN COMO FIESTA DE INTERÉS TURÍSTICO REGIONAL

COMO HA ACREDITADO SANTIAGO SAMANIEGO, CRONISTA OFICIAL DE FUENTESAÚCO (ZAMORA) Y PRINCIPAL INVESTIGADOR DE LA HISTORIA DE LA VILLA, LOS ESPANTES DE LA VISITACIÓN SE REMONTAN A 1596

Los caballeros azuzan a los astados en la carrera hacia la «boca» de la pradera en las pasadas fiestas. / Emilio Fraile

El Ayuntamiento de Fuentesaúco se ha puesto manos a la obra para conseguir el reconocimiento oficial de los espantes de las Fiestas de la Visitación como Espectáculo Taurino Tradicional y la declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional, figura ésta que en su momento se solicitará igualmente para la Semana Santa de Fuentesaúco. El reconocimiento de los espantes es una vieja aspiración de los saucanos que se remonta al año 2006 cuando el Ayuntamiento solicitó oficialmente la declaración de Fiesta de Interés Turístico Regional.

El proceso quedó en el limbo a expensas de que el Ayuntamiento aportara documentación adicional solicitada por la Junta de Castilla y León. Ahora el equipo de gobierno presidido por el alcalde socialista Eduardo Folgado ha decidido reabrir el expediente con el fin de atender la solicitud de la Administración regional, a quien compete el reconocimiento de estas fiestas populares, que puede tener un carácter autonómico, nacional o internacional.

Este último únicamente lo acreditan en Castilla y León los encierros de Cuéllar. En el nacional están además los de Medina del Campo, el Toro de la Vega de Tordesillas y el Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo. Y las fiestas con reconocimiento regional son las anteriores más el Toro enmaromado de Benavente, los encierros de Olmedo y la vaca enmaromada de Palazuelo de Vedija. A este último grupo aspira a sumarse Fuentesaúco con sus espantes, en el que sería octavo festejo de la comunidad reconocido como Fiesta de Interés Turístico Regional.

El equipo de gobierno saucano se ha estado informando sobre los pasos a dar para continuar la tramitación del expediente en el Servicio de Cultura de Zamora. «Nos han dado las pautas para hacer las cosas bien. La corporación anterior presentó el mismo dossier para el Festejo Taurino Tradicional y para Fiesta de Interés Turístico Regional, pero en este último caso priman otras cosas, hay que enfocar la memoria de otra manera» precisa Eduardo Folgado.

El asunto ya salió a colación en el último pleno del Ayuntamiento de Fuentesaúco donde el alcalde explicó que para la figura de Festejo Taurino Tradicional hay que acreditar una antigüedad de al menos 200 años «y los espantes tienen 500; si se hace una memoria en condiciones lo podemos conseguir porque la fiesta de los espantes cumple los requisitos».

Como ha acreditado Santiago Samaniego, cronista oficial de Fuentesaúco y principal investigador de la historia de la villa, los espantes de La Visitación se remontan a 1596. La utilización de astados fue posterior y hay un documento de 1673 que ya habla de su presencia en los festejos.

El espectáculo taurino solo se ha suspendido tres veces en los últimos cien años. Las causas de esta circunstancia fueron una fuerte tormenta de pedrisco que destruyó la cosecha en 1927, la Guerra Civil y por problemas económicos en 1965, año en que se produjo un enfrentamiento entre el Ayuntamiento y la Hermandad de labradores, entidad que hasta ese año colaboraba en la financiación de la fiesta. Precisamente ese año, como no hubo encierro, fue «toreado» el burro de un vecino, apodado «Talín». Todavía se recuerda este hecho en el pueblo entre sonrisas.

Fuente: https://www.laopiniondezamora.es/ – Irene Gómez

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje