EL CASTILLO DE GUIJOSA SALE A LA VENTA

DON ÍÑIGO LÓPEZ DE OROZCO –HACIA MEDIADOS DEL SIGLO XIV– FUE QUIEN LO CONSTRUYÓ, CONFIRMA EL CRONISTA PROVINCIAL DE GUADALAJARA, ANTONIO HERRERA CASADO

Hace unos días saltaba la noticia. Se vende una nueva fortaleza en la provincia. Más concretamente, la de Guijosa, una pedanía emplazada a siete kilómetros de Sigüenza. Esta oferta se encuentra anunciada en un conocido portal inmobiliario. En dicha publicidad, que el viernes de 22 de noviembre aún se mantenía activa, aparecen dos opciones. En primer lugar, la adquisición del complejo por un montante de dos millones de euros. Y, como segunda alternativa, la renta del inmueble, siendo su precio de salida 500 euros al mes…

“Alquilo o vendo importante castillo en Guijosa (Guadalajara), a 125 kilómetros de Madrid.

Se encuentra estructuralmente restaurado. Y, en el interior, se halla en estructura de acero y hormigón en varias plantas diáfanas para que el inquilino pueda adaptarlo a sus necesidades”, explica el actual propietario en la promoción. Desde Henares al Día hemos intentado en varias ocasiones que el dueño nos hiciera declaraciones, pero no ha sido posible.

En cualquier caso, en el anuncio se ofrecen diversas posibilidades de uso. “Se trata de un complejo ideal para negocio de hostelería, restauración, museo u oficina de representación.

También se alquila para localizaciones publicitarias y cinematográficas, sesiones fotográficas, presentaciones de producto, «show room» y celebración de eventos”, se añade en la publicidad. “El coste de la obra para darle un uso final, así como el precio del alquiler y la duración del mismo, son negociables”, se subraya.

El complejo –tal y como se narra en la mencionada promoción– tiene 2.000 metros cuadrados, de los que 1.800 son útiles. A todo ello se uniría la parcela circundante a la fortaleza, que se extendería en 6.000 metros cuadrados adicionales. Un espacio muy relevante, en el que se podrían realizar las actividades propuestas en la publicidad

En el Ayuntamiento de Sigüenza, del que depende la pedanía de Guijosa, sí que tenían conocimiento de la pretensión de los actuales propietarios de “buscar un uso” al complejo.

Sin embargo, desde el Consistorio todavía no han podido mantener una charla directa con los dueños de la fortaleza. “Al ser una finca particular, y teniendo en cuenta que llevamos en el equipo de gobierno desde el paso mes de junio, no hemos tenido la oportunidad de establecer una conversación con ellos”, confirma la alcaldesa, María Jesús Merino.

– En este sentido, hay que recordar las fortalezas en España están protegidas. De hecho, se encuentran declaradas Bienes de Interés Cultural (BIC) desde hace varias décadas. Por tanto, ¿deberían ser de titularidad pública?

– Sería un tema a valorar, teniendo en cuenta todas sus vertientes, ya que luego sería deber y obligación de la Administración mantenerlas en correcto estado y darles una utilidad –indica la regidora seguntina–. Y la experiencia nos demuestra que, en esto, tenemos mucho camino por recorrer.

Por ello, María Jesús Merino es clara. “Somos unos privilegiados, especialmente en nuestra comarca, por la cantidad de monumentos y BIC que tenemos declarados. Pero también es cierto que –después– las entidades locales encuentran dificultades en su mantenimiento”, argumenta a Henares al Día.

El complejo

El actual edificio existente en Guijosa se constituye como “un castillo señorial que se levanta dentro de la población”, explica el historiador Amador Ruibal en una de sus obras especializadas. Más concretamente, se emplaza en la plaza Mayor de la localidad.

La planta de la fortificación es cuadrada. “Hay macizos torreones cilíndricos en sus ángulos, con una cámara superior con entrada desde el camino de ronda y cuya plataforma defensiva se alcanza desde el interior”, añade Ruibal.

Entre los elementos del inmueble destaca su torre del homenaje, erigida en el centro del edificio y que también es cuadrada. “La puerta del complejo está en su muro sur y se forma por un arco apuntado sobre el que se ven dos escudos. Uno de ellos corresponde al blasón de la casa de Orozco, lo que viene a confirmar que don Íñigo López de Orozco –hacia mediados del siglo XIV– fue quien construyó el castillo”, confirma el cronista provincial Antonio Herrera Casado en uno de sus libros.

Además, la relevancia de este monumento viene dada porque se constituye como un caso prácticamente único en Guadalajara. “Se trata uno de los escasos ejemplos en la zona del tipo de fortaleza que Guitart Aparicio –célebre estudioso de tipología de fortificación medieval– denomina «Torre de Señorío», frecuente en el País Vasco y en el Alto Ebro”, subraya el especialista Amador Ruibal.

– En este sentido, ¿en qué estado de conservación se encuentra el mencionado monumento?

– Por lo que yo conozco, el exterior se sometió a obras de rehabilitación hace unos 10 años.

De hecho, su aspecto es bastante bueno –confirma la alcaldesa de Sigüenza, María Jesús Merino–. Debe estar pendiente la reforma interior. En algún momento, los propietarios pensaron en hacer algún tipo de alojamiento, lo que sería un revulsivo para esta zona y para nuestras pedanías…

En consecuencia, si finalmente se produce esta venta y/o alquiler, se abrirían muchas posibilidades. Es cierto que la inversión inicial puede ser elevada, pero iniciar un negocio en un complejo de estas características es muy atractivo. Máxime, teniendo a Sigüenza a poco más de siete kilómetros, una localidad que anualmente recibe miles de visitantes. De hecho, en 2018 llegaron hasta la Ciudad del Doncel más de 115.000 turistas…

Bibliografía:

HERRERA CASADO, Antonio. Guía de campo de los castillos de Guadalajara. Guadalajara: AACHE, 2000.

RUIBAL, Amador. Castillos de Guadalajara. León: Ediciones Lancia, 1992.

Fuente: http://henaresaldia.com/ – Julio Martínez

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje