DICIEMBRE

POR FRANCISCO ROZADA, CRONISTA OFICIAL DE PARRES-ARRIONDAS (ASTURIAS)

OTOÑO EN ARRIONDAS.

OTOÑO EN ARRIONDAS.

Era el décimo mes del calendario romano, cuyo año se iniciaba en marzo y finalizaba en febrero. No sería hasta el siglo II antes de Cristo cuando el Senado Romano decidió cambiar el inicio del año al mes de enero, pero los nombres de los meses se mantuvieron.

De ahí su nombre, derivado del número cardinal “decem”, diez en latín. Los sajones le llamaban “Winter-monath”, es decir, mes de invierno, y también “heligh-monath” o mes santo, al celebrarse Navidad en diciembre.

OTOÑO EN ARRIONDAS.

NIEBLAS SOBRE EL RÍO PILOÑA.

El solsticio de invierno en nuestro Hemisferio Norte tendrá lugar este año el domingo, 22 de diciembre, el mismo día del solsticio de verano en el Hemisferio Sur.

Días destacados:

Día 6.-Festivo en España para conmemorar la celebración del Referéndum Constitucional de 1978, según el cual el pueblo español aprobó por amplia mayoría la Constitución vigente hasta nuestros días.

Día 8.- Festividad de la Inmaculada Concepción.

El papa Pío IX, en una declaración hecha el 8 de diciembre de 1854, proclamó como dogma de fe la tradicional creencia católica de que la Virgen María estuvo libre de pecado desde el primer momento de su concepción; una excepcionalidad entre todo el género humano.

CAMINO DEL INVIERNO.

Láminas del libro La felicidad de vivir con la Naturaleza.

Los hipocorísticos Conchita y Concha -que celebran su onomástica en este día- tienen su explicación: como en italiano concebida se dice concetta (pronunciado conchet.ta), pasó al castellano como Conchita, y -al considerarlo como un diminutivo- se creó un falso positivo que es Concha.

Día 10.- LXXI aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos, proclamada en París por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948.

En esta misma fecha del 10 de diciembre se entregan en la Sala de Conciertos de Estocolmo (Suecia) los Premios Nobel, los más prestigiosos del mundo. Física, Química, Medicina, Economía y Literatura se dan en esa ciudad coincidiendo con el aniversario de la muerte de Alfred Nobel. En la ciudad de Oslo (Noruega) se entrega el Nobel de la Paz, que en este año 2019 se concedió al primer ministro de Etiopía, Abiy Ahmed Ali, por sus esfuerzos para poner fin a la guerra de 20 años entre su país y Eritrea.

Día 13.- Memoria de Santa Lucía. Patrona de los ciegos y de cuantos tienen alguna relación con la oftalmología.

Su fiesta es muy celebrada en Suecia, donde a las niñas se les pone un largo vestido blanco y se les coloca sobre sus cabezas una corona con siete velas, como símbolo de la luz.

Ese día comienza oficialmente la Navidad en los países escandinavos.

Día 25.- Navidad.

Como los romanos eran conscientes de que en estos días últimos de diciembre los días comenzaban a crecer, celebraban la fiesta del Deus Sol Invictus (el Invencible Dios Sol); era como si el sol volviese a nacer y -entre el 22 y el 25 de diciembre- tenían lugar las fiestas del “Natalis Solis” o Nacimiento del Sol. De modo que los cristianos decidieron también instaurar la festividad del nacimiento de Cristo en esos días y -al inicio del siglo IV, aproximadamente- se fijó la fecha del 25 de diciembre. Todo ello debido a que no se sabe el día ni el mes del nacimiento de Jesús; incluso el Vaticano ya da por hecho que ocurrió entre cuatro y seis años antes de lo que hasta ahora se creía.

Como no somos supersticiosos no será imprescindible que salgamos a buscar una rama de muérdago blanco (viscum album) para que el 2020 nos depare suerte y venturas. Esa era una costumbre de muchos siglos atrás, cuando el muérdago ya era considerado sagrado por los antiguos druidas. Les parecía que era un vegetal mágico que no necesitaba la tierra para sobrevivir. Esta planta semi parásita tiene una querencia especial por los árboles y arbustos, especialmente por los manzanos, además de robles, álamos, etc. El historiador romano Plinio cuenta con detalle la ceremonia que tenía lugar en torno al muérdago, con los sacerdotes en procesión hasta el bosque para recoger sus ramas, siguiendo un estricto protocolo.

Símbolo de la Navidad ha sido también el acebo, al que debemos proteger de forma especial en estas fechas, cuando todavía quedan desaprensivos que salen al monte en su búsqueda para decorar alguna estancia y, después, deshacerse de él. Hoy es especie protegida en amplias zonas de varios países europeos.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje