NUEVO NÚMERO DE MONTORO EN LA HISTORIA – DICIEMBRE 2019

POR JOSÉ ORTIZ GARCÍA, CRONISTA OFICIAL DE MONTORO (CÓRDOBA)

El río ha sido siempre una fuente de vida, una fuente de riqueza y una fuente de historia. Tenemos en Montoro la suerte de contar con el Guadalquivir que a su paso por nuestra ciudad hace el meandro más pintoresco del mismo en todo su cauce, siendo fotografiado constantemente y sirviendo de ejemplo en cientos de libros de texto tanto de geología, patrimonio natural e hidrología. Hoy es un mes en el que le dedicamos unas pinceladas a su historia, aprovechamientos y a las costumbres que surgen al lado de él.

Este gusto por la fotografía es el que nos ha hecho buscar a una mujer emprendedora que, de no ser por los avatares de la Guerra Civil, hubiera llegado lejos en escritura y en audiovisuales. Nos referimos a Julia Baena Cáceres, una entusiasta montoreña que desde su niñez daba visos de esa inteligencia propia de mentes claras y lúcidas.

La pieza del mes es el llamado garabato con el que acercar las maderas a la orilla y las fotografías se refieren a las riadas famosas del Guadalquivir a su paso por Montoro. Imágenes para el recuerdo y para el futuro.

Muchas han sido también las culturas que han aprovechado nuestra ciudad para asentarse en la misma por su ubicación y por la existencia de este caudal de agua. Esto hace que traigamos en este número, de parte de José Antonio Peña Villaverde, director del Museo Arqueológico de Montoro “Santiago Cano y Consuelo Turrión” un artículo sobre las cuevas en Montoro, lugares y subterfugios de religiones minoritarias, viviendas para personas marginales y zonas de resguardo para animales.

Para el paso de nuestro río se construye el Puente Mayor, el mal llamado de las Donadas, el cual se levanta gracias al permiso de los Reyes Católicos dando comunicación con la serranía y con los caminos reales de Toledo. En este paso de caminos se levanta la Plaza del Mercado, vieja arteria del Retamar, la cual ha sido rica en historias comerciales y en paradas de personas antes de partir hacia su tajo de trabajo.

En esta ocasión tan sólo nos han quedado 15 ejemplares sueltos que se han repartido entre la oficina de turismo en C/ Corredera y Librería Cervantes Montoro para toda aquella persona interesada en conocer nuestra historia. Gracias.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje