MULTITUDINARIO ESTRENO DE EL SUEÑO MODERNISTA EN CARTAGENA

UN LIBRO DE FRANCISCO JOSÉ FRANCO, CRONISTA OFICIAL DE CARTAGENA (MURCIA)

El salón de actos del Centro Cultural Ramón Alonso Luzzy acogió a más de 200 personas en el multitudinario evento literario celebrado en compañía de la Banda de Música Santa Cecilia de Pozo Estrecho; exitosa presentación de EL SUEÑO MODERNISTA (Malbec Ediciones), de Francisco José Franco.

Tras las notas de un bello pasodoble, delicadamente interpretado por la banda de música, fue el editor de Malbec, Javier Salinas, el que abrió el encuentro destacando la importante apuesta de la editorial, siempre de forma independiente, por dar a luz un ensayo histórico excepcional y exquisitamente documentado por su autor, Francisco José Franco.

El editor mostró también su satisfacción al poder contar con la promoción y apoyo de la Asociación Cultural Modernistas de Cartagena de Levante.

Precisamente, el presidente de este colectivo, José Martínez Cachimanero, elogió el resultado de la obra que se presenta justo en el inicio de la IV Muestra Modernista de Cartagena marcadamente cultural en toda su programación. «Estamos al lado de la cultura, dando color y fuerza al Modernismo en eta ciudad».

Por eso, la Asociación nombró a los cronistas de Cartagena miembros de honor «y al autor del libro, en concreto, nuestro embajador» para lo que está realizando «un servicio lleno de gran sabiduría y que ahora ha puesto su pluma a disposición de la asociación con este libro que será un éxito de crítica y ventas».

Cartagena-La Unión: binomio modernista

Sobre el libro, Cachimanero recordó que el autor establece «un binomio modernista inseparable con dos ciudades referentes: La Unión y Cartagena entre 1874 y 1936. Ahí nació el cartagenerismo que sigue patente en nuestros días, un estilo latente en muchos aspectos que nos sale aunque no queramos».

Paco Franco, «una persona ilustrada», profesor de la UNED, licenciado en Derecho, y en Geografía e Historia, académico de la Alfonso X El Sabio, investigador y delegado de la Fundación Miguel Hernández, inició su intervención alabando la labor que realizan los cuatro cronistas de Cartagena. «Somos personas independientes; nuestra ideología es la historia de Cartagena, la defensa de Cartagena».

El autor, que dedicó la obra a su hermano, y al cronista de La Unión, Francisco José Ródenas, agradeció a Malbec y a su editor el trabajo realizado de forma rápida y eficaz y aclaró que la clave para de la historia del libro se halla en la familia Bonmatí.

Seguidamente, el autor, apoyado de diapositivas, hizo un repaso cronológico por los distintos capítulos del libro. «No podemos explicar el Modernismo aquí sin las minas, sin sus propietarios, sin los obreros, Portmán, La Unión y Cartagena».

Francisco José Franco insistió en el hecho de que Cartagena era una ciudad militarizada tras la sublevación cantonal, que hacia ella se dirigió el famoso tren minero; las minas, como transformadoras del paisaje y favorecedoras de la injusticia social. «Se produjo una reorganización del poder de la mano de las minas y del control del capital». Se crearon importantes edificios modernistas al amparo de una incipiente revolución industrial, que fue acompañada de una nueva estética.

Con el siglo XX se recrudeció el fenómeno de la emigración. «Fue una época de luces y sombras, en la que la política lo invade todo. En 1910 se funda el PSOE, surge en anarquismo, los movimientos católicos…».

Resurgimiento cultural

Fueron momentos de un resurgir cultural con las tertulias, grandes escritoras como María Cegarra y Carmen Conde; y también del impulso de la actividad naval. «En estos tiempos, corría el dinero. En La Unión se matricularon los primeros cinco vehículos de esta región».

Y llegó el crack del 29 y la crisis de los 30 en Cartagena. «A pesar de eso, fue tiempo de teatro, tertulias, de ilustres visitantes como Alcalá Zamora, Quiroga, Julio Casciano, Mariano Ruiz Funes…». Época de reformas republicanas, de mejoras en la educación pero también de la presencia nazi en Cartagena.

Tras la intervención, el acto se cerró con el pasodoble Suspiros de España y con la firma de numerosos ejemplares de EL SUEÑO MODERNISTA, que ya empieza a alcanzar a cientos de lectores.

Fuente: https://malbecediciones.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje