LA UNIÓN MUSICAL CASINENSE CELEBRA EL CONCIERTO DE SANTA CECILIA • EL CONCIERTO PARA CLARINETE, KV 622 DE MOZART HA SIDO INTERPRETADA POR PAULA ESTEVE GÁLVEZ

POR JOSÉ SALVADOR MURGUI. CRONISTA OFICIAL DE CASINOS (VALENCIA)

La solista Paula Esteve. / EPDA

El Auditorio de la UMC abrió sus puertas para alimentar la cultura musical de Casinos y prueba de ello fue el extraordinario concierto que ofreció a Socios, simpatizantes y amigos de esta familia musical.

Minutos antes de las veinte horas en la Plaza Mayor de Casinos, esperaban los nuevos músicos que se incorporaron a la Banda y que fueron presentados en la segunda parte del Concierto: Clarinetes: Laura Gómez Vidal y Blanca Zanón Merino; Oboe: Carla Pons Alcayde; Trompeta: Alejandro Rodrigo Gálvez; Violoncelo. Aitana Merino Lizandra.

En un pasacalle por las calles de la Villa, llegaron al Auditorio acompañados del Presidente de la Sociedad José Luis Bori, Autoridades, Reinas Musicales, Cortes de Honor, y acompañamiento familiar y vecinal que daba lustre a la nocturna comitiva.

En la I Parte del Concierto, pudimos escuchar el «Concierto para Clarinete, KV 622» de Mozart interpretada como solista, por Paula Esteve Gálvez. La noticia podía quedar aquí, pero a la hora de escribir con detalle lo ocurrido en el Auditorio hay que dejar constancia tal y como se expresa en el programa de la ejemplaridad tanto humana como profesional de Paula. Tiene una doble titulación como Graduada en Magisterio, especialidad en Educación Primaria, como en Titulación superior de Música en la especialidad de Clarinete.

Paula ayer nos ofreció acompañada de su Laureada Banda uno de los Conciertos compuestos por Mozart que se estrenó 16 de Octubre de 1791en el Teatro Nacional de Praga.

Paula en todo momento supo manifestar al público que vivió con atención la interpretación de esta obra, entendió el sentimiento del compositor, por eso el tercer movimiento, Rondó, es el ejemplo de cómo el compositor logra contrastar diversos estados anímicos, captando el carácter alegre del clarinete, sorprendiendo el virtuosismo del clarinetista. Es un movimiento que en la última parte del concierto está lleno de sensibilidad, que nuestra artista supo transmitirnos. Dicho por grandes entendidos en la historia de la música «si Mozart no hubiera escritos el Réquiem, esta obra sería, por su incuestionable perfección y transparencia, el testamento musical de Mozart.»

Paula con su sensibilidad, aplomo y elegancia, supo dejar la impronta de su huella en estos casi treinta minutos que duró la ejecución de los tres tiempos que fueron coronados con el aplauso de un minuto y veinticinco segundos, que puso el broche a la primera parte, con la entrega de un ramo de flores de manos del Director de la Banda Ximo Ortells.

Un detalle que denota la profesionalidad de nuestra joven música, tuvo que cambiar una caña del clarinete en un momento de la interpretación, lo hizo con tanta sensibilidad, que el detalle pasó completamente desapercibido, sin causar la menor estridencia. En este momento, quiero recordar que todo lo ocurrido en este concierto, estuvo bajo la atenta mirada del padre de Paula, José Esteve, el que desde muy pequeño ha formado parte de las filas de la UMC, siendo un virtuoso saxofonista, que a escasos metros de Paula, le acompañó en todo momento. No puedo dejar en el olvido al Abuelo materno, José Gálvez y a su hermano Salvador, que han sido dos grandes músicos de la banda, como se dice en los pueblos, «de tota la vida», músicos que siempre han podido presumir de hacer sonar la Tuba, con elegancia, precisión y categoría. Desde estas líneas ese recuerdo entrañable a toda la familia musical que han sido, son y serán en un futuro, si queremos que permanezca viva la música en Casinos.

En la II Parte del Concierto se presentaron los músicos y se dieron los diplomas (hecho que será comentado en crónica aparte) y en la III Parte del acto se interpretó el siguiente programa: «Nosferatu» de Mario Bürki. «Entrada de los Gladiadores» de J, Fucik y Arreglos de José Sanmartín; «Sinfonía nº 5/Mambo nº 5 de Beethoven/P.Prado, y la última obra que se interpretó fue «A Santa Cecilia» de Quinto Serna, que fue cantada por el Coro de la U.M.C. que pusieron la voz a esta obra que junto a las demás interpretadas en el Concierto era la primera vez que se escuchaban en la Catedral de la Cultura de Casinos y que fueron aplaudidas por la buena intepretación.

Como decía el Director, Ximo Ortells en el programa «hoy presentamos un programa completamente nuevo, hemos trabajado muy duro y esperamos sea de su agrado. Buena suerte, disfruten del concierto y ¡Visca Santa Cecilia!».

Fuente: https://www.elperiodicodeaqui.com/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje