OKAL, CEBOLLAS Y COPICHUELAS… TAMBIÉN PARA ALIVIAR LA GRIPE

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

Tuve la gran suerte de gozar, hace de esto muchos años, de la amistad del médico ovetense Dr. Melquiades Cabal (1910-2003) y de haber sido profesor de una de sus nietas en tiempos del antiguo BUP. Presumo de poseer casi toda la obra del Dr. Cabal relacionada con la historia de la medicina en Asturias y a sus libros recurro cuando deseo información sobre «nuestros remedios «.

Hace unos días les comentaba aquello de «Al catarru, dai col xarru». Pues bien, don Melquiades Cabal nos aseguró en divertidas conversaciones -y después lo certificó en su libro «La Medicina de ayer a través de la publicidad» (Ed- Júcar. Gijón 1989)- que él mismo, en los primeros años de ejercicio de la profesión, aconsejaba a sus pacientes afectados de gripe ingerir junto con bebidas calientes (como café o te) una copita de brandy. Hoy esto puede parecernos un error, pero antaño, no. Y además tiene, o tenía, una justificación bioquímica: la cafeína del café y la teína del te son trimetilxantina, un alcaloide que, en dosis moderadas, actúan sobre el sistema nervioso central fomentando el optimismo y elevando el tono vital. Y esto también lo hace -hablamos siempre en dosis moderadas- el alcohol etílico (etanol) presente en vinos y licores.

A título de ejemplo reproduzco dos anuncios uno de un VINO QUINADO elaborado en Oviedo y otro de RON GÓMEZ, elaborado en Cuba, cuya acción eficaz estaba certificada por el doctor cubano don José A. Meyra.

En cuanto a lo de «sudar y guardar el sudu» baste recordar que el farmacéutico ovetense don José María Meana, inventor de una «Tintura tónica anticolérica», aconsejaba que en casos de diarrea colérica «se acostara en cama al paciente procurando PROVOCAR Y SOSTENER EL SUDOR». Esto también era aplicable a casos de catarros, gripes y fiebres altas.

Vayamos con otra historia.

Cuando yo era un rapacín y la medicina andaba escasa de medios, casi todo se «arreglaba» con aceite de hígado de bacalao (de horrible sabor y olor que se repetían todo el día), granulados de calcio, sulfamidas, y analgésicos como «aspirinas» y «tabletas Okal». Un anuncio publicitario, en plan canción «muy pegadiza», aconsejaba estas últimas. La recuerdo perfectamente:

«La tableta Okal es hoy / el remedio más sencillo.
Yo a ninguna parte voy / sin llevarla en el bolsillo.
Y cuando emprendo un viaje / por lo que pueda pasar;
al hacer el equipaje / pongo una tableta Okal.
Okal,Okal, es el remedio del dolor.
Okal, Okal, es un producto superior.
Yo que siempre alegre he sido / he perdido mi alegría;
amargado y dolorido / la jaqueca me tenía.
Desde que Okal he tomado / vuelvo a ser hombre jovial.
La jaqueca se ha marchado, / ¡Viva la tableta Okal!
Okal, Okal…

Si me aqueja un mal catarro / cuando llega el mes de enero,
el remedio nunca marro / ni me asusto ni me altero;
lo combato a maravilla / con un arma sin igual,
con un arma tan sencilla/ como es la tableta Okal.
Okal, Okal…”

Y para terminar… LAS CEBOLLAS

Las cebollas contienen en su jugo una sustancia de olor característico, que excita al lagrimeo, pero que favorece los procesos respiratorios y actuúa como expectorante y mucolítico. Es el tiopropionaldehido o sulfóxido de tiopropanal (C3H6OS).

La medicina popular (y hasta la actual) aconsejaba estos remedios para combatir gripes y catarros:

1.- AGUA DE CEBOLLA. En una jarra con 1,5 litros de agua se introduce una cebolla pelada y cortada en cuatro o cinco trozos. Macera durante unas 8 horas y , después, se toman vasitos de esa agua hasta terminar el brebaje.

2.- VAPORES DE CEBOLLA. En un plato , colocado sobre la mesita de noche al lado de la cama del enfermo, se coloca una cebolla cortada en cuatro trozos.- Los vapores de tiopropionaldehido que suelta son suficientes para calmar la tos y facilitar la expectoración. Otra cosa «es el olorcillo» que deja en la habitación.

¡Qué cosas! ¿Me creerán si les digo que mis comentarios sobre los remedios antigripales, escritos anteayer y ayer, superan entre ambos las 6 000 personas alcanzadas?

Yo solamente puedo decirles que ¡MUCHAS GRACIAS!

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje