PIONERAS

POR MARÍA VICTORIA HERNÁNDEZ, CRONISTA OFICIAL DE LOS LLANOS DE ARIDANE (CANARIAS)

Compartiendo el reconocimiento a Ana María Afonso Morales, dentro del programa PIONERAS que viene desarrollando el Ayuntamiento de Aridane, en la plaza Elías Santos Abreu. Merecido. Para mi fue maestra y amiga, me alegra recordarla con mucho cariño, cariño que fue reciproco. Así lo siento.

Currículum de Ana María Afonso Morales

Ana María Afonso Morales nació en Carrizal, Ingenio, en Gran Canaria, el 3 de Abril de 1938.

Era la menor de los diez hijos del matrimonio que formaron Domingo y Ana, quienes se dedicaron a la noble labor de la agricultura.

Ana María fue la única de las hijas de la familia que cursó estudios superiores. Formándose primero en la Academia de San Raimundo de Peñafort en las Palmas de Gran Canaria y acudiendo a examinarse por libre en la Universidad de la Laguna, donde terminó Derecho en 1962.

En 1963 contrajo matrimonio con Antonio Montesinos Sirera, y como por entonces él daba clases en Los Llanos de Aridane, se trasladaron a vivir a La Palma, donde fijaron su residencia definitiva.

Ana María fue admitida en 1969, en el Colegio de Abogados de Santa Cruz de La Palma. El Estatuto General de la Abogacía aprobado por Decreto de 28 de Junio de 1964, no contemplaba referencia alguna al sexo entre los requisitos a cumplimentar por quienes aspiraban a la colegiación. Así, se convirtió en la primera mujer que se colegió como abogada en la Isla de La Palma, y no fue hasta 10 años más tarde que llegó la siguiente.

Pero ella, ya estaba vinculada al mundo de la Justicia, pues desde 1967, ejercía como Procuradora de los Tribunales, adscrita al partido judicial de Los Llanos de Aridane, siendo la primera mujer en hacerlo en la Isla y la segunda en toda Canarias.

Con cuatro hijos (Ana María, Nieves María, Antonio y Jesús), estudió y aprobó en 1974 las oposiciones a la plaza de Oficial Técnico de la Administración en el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane, donde ejerció durante más de 25 años, muchos de ellos como secretaria accidental de dicha administración. La primera mujer en ocupar ese puesto, y durante varios años la única licenciada en Derecho en esa administración.

Mujer honesta y honrada, proactiva (cofundadora de varias asociaciones y club deportivos) y polifacética, vivió siempre comprometida en el desarrollo del municipio y en mejorar las condiciones de vida de su población, con la que se implicó hasta el final de su vida en 1994, concluye la nota.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje