GALICIA ENRAÍZA EN EL YUMAY • LOS GASTRÓNOMOS VINCULADOS A LA POPULAR SIDRERÍA DE VILLALEGRE DESTACAN EN SUS PREMIOS ANUALES LOS LAZOS INDUSTRIALES Y CULTURALES CON LA AUTONOMÍA VECINA

AYER REALIZARON UNA VISITA AL CASCO ANTIGUO DE AVILÉS POR LA ZONA DEL CAMINO DE SANTIAGO, QUE CORRIÓ A CARGO DE LA CATEDRÁTICA Y CRONISTA OFICIAL DE AVILÉS, JOSEFA SANZ

Por la izquierda, José Manuel Balseiro, Laureano Víctor García, Ana María Fernández, Alfonso Villares, Justo García, el capitán de la Guardia Civil Mariano Revuelta y la alcaldesa, Mariví Monteserín.

La llegada en 1975 de la familia García Castrillón, oriunda del occidental concejo de Allande, fue el origen de una feliz historia gastronómica en Avilés: los inicios en el popular barrio de Villalegre del restaurante sidrería Yumay y el arranque de las jornadas del pulpo a feira «Álvaro Cunqueiro» a las que la cofradía con idéntica denominación que el establecimiento ha dado un nuevo impulso gracias a los galardones bautizados con el nombre del gran escritor, periodista y gastrónomo nacido en Mondoñedo. Cunqueiro sirve como ejemplo para exaltar y fomentar la buena vecindad entre Asturias y Galicia. De los lazos entre una y otra provincia, entre Avilés y Lugo, también, se habló ayer, y mucho, en la celebración de los gastrónomos del Yumay.

En esta edición, los galardonados fueron Alfonso Villares Bermúdez, alcalde de Cervo (Lugo); Laureano Víctor García, presidente de la Federación de asociaciones del Camino de Santiago Norte de España y Ana María Fernández Grela, presidenta del Lar Galego de Avilés. Al capitán de la Guardia Civil Mariano Revuelta, que pasa a la reserva esta misma semana, se le impuso la gran beca de cofrade. El emotivo «Galicia, terra soñada», entonado por Fernández Grela encontró su refrendo en el presidente de la Federación de Asociaciones del Camino de Santiago. «Todo lo que hagamos nos ha de volver en satisfacción y gratitud», aseveró Laureano Víctor García en referencia al ‘enganche’ de quienes como él luchan por un símbolo «que nos hace conocidos en todo el mundo. Uno va a ser siempre peregrino», proclamó feliz.

La alcaldesa, Mariví Monteserín, abundó en el valor de los lazos vigentes entre Asturias y Galicia y remarcó que con la vecina provincia de Lugo «no sólo nos une el aluminio, también el acero y ahora el Camino de Santiago» -en referencia al premio otorgado al colectivo que preside Laureano Víctor García-. «Avilés», continuó la regidora, «es una ciudad que mira a Galicia» y animó a los presentes a sellar los lazos inaugurados ayer en las celebraciones del Xacobeo 2021. Su homólogo en la localidad lucense de Cervo, Alfonso Villares, destacó el vínculo «eterno» con Alcoa. «Fue fundamental para el hermanamiento de Asturias y Galicia», aseguró, «es un acierto celebrar lo que tenemos en común».

Los comensales, al inicio de la celebración.

Y deseó «mil primaveras más», como decía Álvaro Cunqueiro, para la Cofradía del Yumay. El pulpo fue el protagonista en la jornada de ayer y así seguirá hasta el próximo 2 de febrero, con motivo de las jornadas gastronómicas del pulpo a feira «Álvaro Cunqueiro». Los Gastrónomos del Yumay despliegan una amplia actividad a lo largo del año. Antes de sentarse a la mesa ayer realizaron una visita al casco antiguo de Avilés por la zona del Camino de Santiago, que corrió a cargo de la catedrática y cronista oficial de Avilés, Josefa Sanz, maestra de ceremonias junto a Carlos Guardado. El jefe de la Policía Local de Avilés, Rafael Rodríguez, tomó la palabra para agradecer la labor de este colectivo, impulsor de los premios Comensal de Honra «Álvaro Cunqueiro», porque «una ciudad donde se come bien sigue siendo una ciudad segura». La actuación del afamado Gaitero Vicente Prado «El Pravianu» y la animación de los salones del Yumay certificaron tan rotunda afirmación.

Fuente: https://www.lne.es/ – M. M.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje