LO QUE QUEDA POR VIVIR

POR ADELA FERNÁNDEZ TARIFA, CRONISTA OFICIAL DE CARBONEROS (JAÉN)

La felicidad es una ráfaga fugaz que hay que saber atrapar.Es el arte de compartir la vida con buenos compañeros de viaje. De no pedir peras al Olmo. Aunque hay que disfrutar de la sombra generosa que da un buen olmo.Es ante todo paz interior.

La felicidad no se busca.Se encuentra dentro de cada uno.

Está cerca aunque no la veas. Ponte la gafas ya…y limpia tu patio de lo que no deja ver lo fundamental.

Fuente: Diario ‘IDEAL’. Jaén, 25 de enero de 2020

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje