EL MUSEO DE LA CATEDRAL DE BADAJOZ SE ABRE AL ARTE RELIGIOSO Y CIVIL DE LA PROVINCIA

UNA TABLA DE MORALES BASTANTE DESCONOCIDA HASTA QUE A MEDIADOS DE LOS 80 EL CRONISTA OFICIAL DE BADAJOZ ALBERTO GONZÁLEZ PUBLICÓ UN ESTUDIO SOBRE LA MISMA, Y UNA OBRA DE CAÑAMERO INAUGURAN ‘LA PIEZA INVITADA’

Morga y Gallardo, junto a otras autoridades, en la nueva sala donde se expone la tabla de Morales, ayer. – S. GARCÍA

El Museo de la Catedral de Badajoz ha abierto al público una nueva sala, la número 12, en la que el protagonismo lo tendrán el arte religioso y civil de los pueblos de la provincia a través de obras que atesoran ermitas e iglesias de diferentes municipios y cuadros de autores de las mismas comarcas, que se mostrarán durante un mes. Esta iniciativa, denominada La pieza invitada y que se pone en marcha mediante un convenio de colaboración entre la Archidiócesis de Mérida-Badajoz y la diputación pacense, se inauguró ayer con una tabla atribuida al pintor Luis de Morales, El Divino, procedente de la parroquia de Nuestra Señora de la Asunción de Villanueva de la Serena, y un cuadro del pintor de Don Benito Antonio Gallego Cañamero, perteneciente al Museo Provincial de Bellas Artes (Muba).

En concreto, la pieza de Morales es un temple mixto sobre tabla del siglo XVI, Virgen con Niño Jesús y San Juanito, una obra bastante desconocida hasta que a mediados de los 80 el cronista oficial de Badajoz, Alberto González, publicó un estudio sobre la misma, que fue conservada y protegida por las religiosas Concepcionistas de la Villanueva. Su presencia, además de complementar la colección de cuadros de El Divino que hay en el museo, permite contemplar un motivo frecuente en la pintura del autor, pero que no está presente en las obras que se exhiben en la catedral: la maternidad de María.

En cuanto al cuadro de Cañamero, se trata de un óleo titulado El Picador, que el pintor dombenitense, fallecido en el 2013, realizó en la década de los 70, que forma parte de los fondos del Muba. Con la exposición de estas dos obras procedentes de Vegas Altas, se quiere complementar el patrimonio eclesiástico y clásico con el civil y contemporáneo.

PONER EN VALOR EL PATRIMONIO

Según explicó el director del museo catedralicio, Juan Román, la iniciativa de La pieza invitada simboliza la conexión que siempre ha existido entre la catedral –cabeza eclesial de la diócesis– y sus pueblos y pretende poner en valor el patrimonio provincial, animando a que se visite y conozca. Por ello, las piezas que se expongan se acompañarán de elementos gráficos y nuevas tecnologías que las contextualicen y muestren a los visitantes la riqueza inmaterial de estas comarcas a través de sus fiestas y tradiciones. En el caso de las que se exhiben ahora, la sala ofrece la posibilidad de conocer más información de las piezas a través de la realidad aumentada, una visualización de la parroquia Nuestra Señora de la Asunción a través de gafas 3D y un vídeo con las fiestas más representativas de Vegas Altas.

Además, durante la estancia de las diferentes obras en la catedral se llevarán a cabo actividades culturales relacionadas con las mismas. La primera será el 12 de febrero, a las 19.30 horas, cuando Alberto González, estudioso de la tabla de Villanueva de la Serena y conocedor de la obra de Morales, impartirá una conferencia en el propio museo. Tras la ponencia habrá una visita guiada a la sala donde están expuestas las obras de El Divino y El Greco (se requiere inscripción previa en museodelacatedral@archiméridabadajoz.org o en el 924 223 999).

En los próximos meses, el museo acogerá piezas de una decena de localidades (Aceuchal, Barcarrota, Fregenal de la Sierra, Zafra, La Nava de Santiago, Quintana de la Serena, Segura de León, Mérida, Llerena e Higuera la Real), así como cuadros de autores como Juan Barjola, Timoteo Pérez Rubio, Eduardo Naranjo, Mercedes Barba, Godofredo Ortega Muñoz o José Amador, entre otros.

Al acto de inauguración de la sala asistieron, entre otras autoridades religiosas, civiles y militares, el arzobispo, Celso Morga, y el presidente de la Diputación de Badajoz, Miguel Ángel Gallardo, que firmaron el protocolo de colaboración entre ambas instituciones. Este último, que tuvo palabras de recuerdo para Antonio Franco, director del Meiac, fallecido recientemente, mostró su «enorme satisfacción» por el trabajo conjunto realizado y destacó la importancia que esta iniciativa supondrá para dar a conocer el patrimonio de los pueblos y fomentar el turismo. Asimismo, se congratuló de que el mundo rural esté presente en esta «sala de la provincia» y quiso reconocer la labor a quienes han cuidado y protegido «con esmero» este patrimonio a lo largo de los años, una tarea que ha recaído la mayoría de las veces en las mujeres.

Por su parte, Morga destacó la necesidad de poner en valor el rico patrimonio de la región, «desconocido aún» para muchos, y agradeció al director del museo «su esfuerzo» para que la renovación y reapertura de este espacio hayan sido posibles.

El director del museo expresó su felicidad por ampliar el contenido del museo, que desde su reapertura hace un mes ha recibido un millar de visitantes.

Fuente: https://www.elperiodicoextremadura.com/ – Belén Castaño Chaparro

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje