A 666 METROS SOBRE EL NIVEL DEL MAR

POR GONZALO MARTÍNEZ ESPAÑOL, CRONISTA OFICIAL DE ASPE (ALICANTE)

Hoy nos visita el monumento del “Ángel Caído”, una escultura de bronce que se ubica en el madrileño parque del Retiro de Madrid (España), La obra fue realizada por el escultor Ricardo Bellver que realizó en 1877 una primera versión de la obra en yeso y, posteriormente, en 1878, la versión definitiva en bronce. Desde 1885 está colocada en la Parque del Retiro sobre un pedestal diseñado por el arquitecto Francisco Jareño.

Los ángeles suelen presentarse al mundo como una especie de figuras bondadosas que se enmarcan como auténticos protectores de los humanos. Sin embargo, no todos los ángeles son de este tipo, pues el que nos ocupa, “El Ángel Caído”, está inspirado en unos versos de “El paraíso perdido” de John Milton, donde dice textualmente lo siguiente: «Por su orgullo cae arrojado del cielo con toda su hueste de ángeles rebeldes para no volver a él jamás. Agita en derredor sus miradas, y blasfemo las fija en el empíreo, reflejándose en ellas el dolor más hondo, la consternación más grande, la soberbia más funesta y el odio más obstinado».

La escultura del “Ángel Caído” nos lo muestra con las alas desplegadas y en una clara contorsión. Se apoya sobre unas rocas (la base del monumento), mientras una gran serpiente se enrosca alrededor de su cuerpo. Presenta una triple influencia, pero en aspectos claramente diferenciados, la primera de ellas es la helenística, especialmente de Laocoonte y sus hijos; la segunda es la barroca (especialmente de Bernini), por su composición de líneas diagonales y su expresividad; y la tercera romántica, por su sentimiento e intensidad dramática.

Como simple curiosidad, comentar que esta escultura tiene la particularidad de que es una de las escasas representaciones escultóricas del demonio que existen en el mundo y, además, está ubicada, exactamente, a 666 metros (el fatídico número de la bestia) sobre el nivel del mar.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje