SOBRE LA PARROQUIA DE SAN MARTÍN DE CUADROVEÑA A MEDIADOS DEL SIGLO XIX

POR FRANCISCO JOSÉ ROZADA MARTÍNEZ, CRONISTA OFICIAL DE PARRES-ARRIONDAS (ASTURIAS)

Uno de los tomos, en este caso dedicado a Asturias.

El político español Pascual Madoz Ibáñez (Pamplona, 17 de mayo de 1806-Génova, 11 de diciembre de 1870), fue Ministro de Hacienda durante el bienio progresista, Presidente del Consejo de Ministros de España en 1868 y de la Junta Provisional Revolucionaria, tras la caída de Isabel II.

Madoz puso en marcha un monumental trabajo bajo el título de: “Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar”.

A esta magna obra le dedicó casi quince años y requirió para ello el trabajo de veinte corresponsales y más de mil colaboradores, dentro y fuera de España.

Decía Madoz que esta gloria correspondía a todos los Gobiernos que se sucedieron desde 1836 hasta 1850, porque todos -sin distinción de colores políticos- habían secundado tan noble y leal esfuerzo.

La obra fue publicada en Madrid en dieciséis volúmenes entre 1845 y 1850.

Es ésta una obra de referencia para consultas de historiadores, geógrafos, arqueólogos e investigadores varios.

Veamos qué quedó registrado sobre la parroquia de San Martín de Cuadroveña hace casi 175 años.

SAN MARTÍN CUADROVEÑA (ASTURIAS)

Datos de la localidad:

Feligresía en la provincia y diócesis de Oviedo, (9 leguas), partido judicial de Cangas de Onís, ayuntamiento de Parres, situado al Sur de un peñasco calizo que forma cuatro puntas (de cuya circunstancia se deriva el nombre de la feligresía y cortado en su base por el río Piloña en el punto de su confluencia en el Sella.

Recreación de la antigua iglesia parroquial de San Martín de Cuadroveña, en el mismo lugar donde se encuentra en la actualidad la capilla de Ntra. Sra. del Carmen, junto al cementerio parroquial. (Lámina pintada a ´plumilla´ por Alfredo Palomo).

Combátenla todos los vientos; el clima es templado, y las enfermedades comunes fiebres intermitentes, viruelas y dolores reumáticos. Además del de su nombre, comprende los de Castañera, Santianes y las Arriondas (cap. del ayuntamiento), los cuales -con las casas de Villar de la Peña, reúnen 80 casas, de las que 30 hay de dos pisos, y todas muy aseadas y cómodas; también existe escuela de primeras letras frecuentada por 24 niños de ambos sexos, cuyo maestro percibe 1.100 reales de dotación.

Para surtido del vecindario se hallan en diversos sitios cuatro fuentes de exquisitas aguas, sin contar otras muchas, cuya calidad no es tan buena.

La iglesia parroquial bajo la advocación de San Martin, está servida por un cura de ingreso y patronato real, inmediata a la iglesia está el cementerio, que no perjudica a la salud pública; también hay en el lugar de Cuadroveña una ermita dedicada a Sta. Catalina, y otra a Sto. Toribio en las Arriondas.

En lo alto del mencionado peñasco y sitio llamado de Mancobio, casi en los límites de la feligresía de Pendás, existen las ruinas de un antiguo castillo que formaba un triángulo equilátero con los castillos de las Forcadas y Fíos, y a la vista de éstos.

Confina el término, feligresía de Pendás; Este y Sur ríos Sella y Piloña, y Oeste feligresía de Castiello y Viabaño.

Además de los expresados ríos le cruzan dos arroyos de escaso caudal, que nacen en esta feligresía, se dirigen de Oeste a Sur para confluir con el Piloña; el mayor de ellos da impulso a un molino harinero, y sobre el menor hay una alcantarilla de piedra.

El terreno en su mayor parte es bastante tenaz, pero muy fértil, especialmente en la parte riberiega no abunda el arbolado, y únicamente se encuentran algunos castañales y un mediano bosque de propiedad particular, habiendo muchos prados naturales con abundancia de exquisitos pastos.

Atraviesa por esta feligresía el camino real que dirige de Ribadesella a Infiesto, pasando la barca que hay en las Arriondas, y otro también real que desde Castilla conduce al puerto de Lastres, pasando la barca de Ozanes sobre el Piloña.

El correo se recibe de la capital del partido tres veces a la semana por peatón.

La producción es de trigo, escanda, centeno, maíz, cebada, habas, habichuelas, toda clase de hortalizas, castañas, nueces, avellanas y otras frutas; se cría ganado vacuno, de cerda, caballar, de lana y cabrío; hay caza de liebres, conejos, perdices, nutrias, tejones y raposos, y pesca de varias especies.

Sobre la industria y la agricultura hay un molino harinero, distintos telares de lienzos ordinarios y de sayal tosco; dedicándose mucho los habitantes a la pesca de salmones, truchas, lampreas en los ríos Sella y Piloña.

Consisten las principales operaciones comerciales en la extracción de avellanas, duelas y sidra, e importación de géneros de vestir y comestibles necesarios.

Población de la parroquia de San Martín: 156 vecinos (481 almas).

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje