DERRUMBE PARCIAL DE LA MURALLA DEL ESPOLÓN DE TRUJILLO (CÁCERES)

SEGÚN EL CRONISTA OFICIAL DE TRUJILLO, JOSÉ ANTONIO RAMOS: “LA CERCA TRUJILLANA SE DEFINE COMO ELEMENTO DIFERENCIADOR ENTRE LA VIEJA VILLA MEDIEVAL Y LA NUEVA CIUDAD RESIDENCIAL Y COMERCIAL”

El pasado día 11 de febrero, a las 19:00 horas se produjo un derrumbe parcial de la muralla del Espolón de Trujillo. Concretamente, un lienzo de importantes dimensiones (8 x 6 m) construido con sillarejo, correspondiente a la muralla musulmana del siglo X. Los operarios de la Escuela Taller habían practicado un paseo de ronda en la zona superior, el excesivo peso del puente de obra construido en el paseo de ronda y la inexistencia de drenaje en la base de la muralla ha producido que no tenga salida el agua de lluvia, filtrada, y se produzca este derrumbe. Lamentablemente, el resto de la muralla que aún subsiste puede correr la misma suerte.

Según el Cronista Oficial de Trujillo, José Antonio Ramos: “La cerca trujillana se define como elemento diferenciador entre la vieja villa medieval y la nueva ciudad residencial y comercial. La muralla de Trujillo constituye uno de los conjuntos defensivos medievales mejor conservados de la región. Surgiendo del castillo en la segunda mitad del siglo IX, el perímetro de la muralla, jalonado por torres, describe un dibujo poligonal irregular con tendencia a la rectangularidad. Data originalmente de las mismas fechas que el castillo, aunque fue en tiempos posteriores a la reconquista cristiana de 1233 cuando adquiere su aspecto y fisonomía definitiva. Tantos los lienzos como las diecisiete torres dispuestas a intervalos irregulares están construidos a partir de mampostería y sillería y se coronan con almenas de remate piramidal”.

El Ayuntamiento en su área de Patrimonio se dispone a realizar un informe exhaustivo y presentar en Patrimonio de la Junta de Extremadura la situación en la que se encuentra la muralla trujillana con el fin de rehabilitarla y consolidarla.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje