CINCO DE LAS MEJORES FABADAS QUE PUEDES COMER FUERA DE ASTURIAS • LOS PRIMEROS FINALISTAS DEL CONCURSO LA MEJOR FABADA DEL MUNDO SIRVEN DE REFERENCIA COMO SITIOS CON GARANTÍAS PARA CELEBRAR EL #FABADADAY

COMO ESCRIBIÓ JOSÉ ANTONIO FIDALGO, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA, «NO SE PUEDE HACER UNA FABADA CON ALUBIAS BLANCAS REDONDAS, CHORIZOS DE CANTIMPALOS Y MORCILLA DE BURGOS, PONGAMOS POR CASO»

Plato de fabada del restaurante sidrería Bedriñana – JOSÉ SIMAL

La fabada es un plato que Asturias ha exportado a toda España y a otros rincones del mundo. Desde hace diez años se celebra un campeonato bajo el nombre de La Mejor Fabada del Mundo, al que se presentan restaurantes de todos los rincones del país, e incluso alguno de fuera. En la edición de este año, el concurso está en una fase clasificatoria en la que -el pasado 27 de enero- el jurado eligió los primeros finalistas entre 15 platos elaborados por restaurantes localizados fuera de Asturias.

Posteriormente se conocerán los veinte finalistas asturianos, que acompañarán a estos cinco en la final del concurso, que se celebrará el próximo 17 de marzo, durante la XXVII Semana Cultural y Gastronómica de les fabes de Villaviciosa.

La Ménsula (Málaga), La Taska Sidrería (Valencia), Casa Zapico (Bargas, Toledo), La Taberna Asturiana Zapico (Toledo) y Casa Hortensia (Madrid) fueron los elegidos en esta primera criba, nombres que sirven de referencia para quien quiera celebrar el denominado Día Mundial de la Fabada, este sábado 15 de febrero.

Los miembros del jurado de la semifinal nacional fueron el crítico de ABC Carlos Maribona, Carlos Maldonado, David de Santiago, David Fernández-Prada, Marta García, José Ribagorda, Víctor Verdasco y Vanesa Caso.

Los nueve establecimientos ganadores de las ediciones anteriores (que también sirven de pista para este o cualquier otro día) siempre han sido restaurantes asturianos: Casa de Comidas Chema (2011 – 2017), El Moreno (2012), El Llar de Viri (2013), Sidrería Bedriñana (2014), Los Pomares (2015) y Vista Alegre (2016), Gaucho Fierro (2018) y La Sauceda (2019).

Sobre este plato, Maribona escribió en su momento: «Cerdo y fabas son, a partes iguales, protagonistas de este guiso tradicional que, sin embargo, no es excesivamente antiguo, ya que su origen está entre finales del siglo XIX y principios del XX. Obviamente las mejores legumbres para hacerlo son las acogidas a la denominación específica Faba de Asturias. Y, con ellas, productos del cerdo que conforman el denominado «compango»: morcilla ahumada y chorizo asturianos, tocino y lacón. Ingredientes imprescindibles porque, como escribió José Antonio Fidalgo, cronista oficial de Colunga, «no se puede hacer una fabada con alubias blancas redondas, chorizos de Cantimpalos y morcilla de Burgos, pongamos por caso».

Fuente: https://www.abc.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje