EL KIOSCO DE LA MÚSICA EN ULEA

POR JOAQUÍN CARRILLO ESPINOSA, CRONISTA OFICIAL DE ULEA (MURCIA)

Fue en el año 1886, cuando vino a Ulea el empresario francés Sr. HENRI GOETZ. Natural de Alsacia, ya que estaba enterado de la calidad de las naranjas y limones de Ulea; y se vino a nuestro pueblo.

Sus intenciones eran claras: establecerse en Ulea y exportar las naranjas de marca «SUPREMA», a los mercados franceses.

A los pocos días de llegar, se entrevistó con miembros de la familia Miñano y acabó comprándoles los terrenos colindantes con el matadero municipal. Al poco tiempo, dicho espacio de terreno quedó transformado en un almacén para trabajar los cítricos y una vivienda familiar; en donde se alojó el matrimonio con su hija Margarita.

Mantuvo dicho almacén y vivienda hasta el año 1905, fecha en la que retornó a su tierra por asuntos familiares. En dicho año 1905, le vende la nave y la vivienda al industrial uleano D. Julián Valiente; quien la transforma en una sala de Teatro y Cine mudo.

Además de servir como sala de espectáculos, era aprovechado por los políticos uleanos y los venidos de la capital murciana, para dar sus fervorosos mítines. También sirvió para que la incipiente «Banda de Música de Ulea» ensayara sus piezas musicales a la orden del Maestro Musical Sr. Zinzas. Allí, a las horas que no se proyectaba ninguna película ni había ninguna actuación teatral, estuvo ensayando el S. Zinzas, (1) con los uleanos que se habían inscrito para pertenecer a dicha banda musical. Así, hasta el año 1910 en el que los uleanos se vistieron de gala para asistir a la inauguración de dicha banda musical.

Los pasacalles musicales eran frecuentes, seguidos por toda la chiquillería uleana y, además, los domingos y días festivos daban sus conciertos generalmente al salir de misa, en un amplio habitáculo en mitad del salón teatral, en forma muy original. Sus actuaciones eran requeridas en los pueblos colindantes y, allá donde actuaban, se veían acompañados de fervientes seguidores uleanos De hecho, dicho habitáculo parecía un amplio «Kiosco»; de ahí que en adelante se le bautizó con el nombre de «KIOSCO DE LA MÚSICA». En efecto, no se trataba de ningún Palacio Musical; era, sencillamente » El Kiosco donde tocaban los componentes de la Banda de Música de Ulea»; cuyos miembros eran los siguientes:

MIEMBROS FUNDACIONES DE LA BANDA DE MÚSICA ULEANA

BAJO: Benigno, «El Rubio» y «Peluco»

BOMBARDINO: Caravana y Antoñín «El Pintao»

TROMBONES: Vargas y Guillermo «El Tallarín»

FISCORNOS: Damián «El Molinero», Celedonio y Juan de Dios.

TROMPETAS: Casto Abellán y «Miñanico»

TROMPA: Antonio Tomás

CLARINETES: Santiago «El Moreno», Vicente «El Boticario», Joaquín «El Caracho», Pepe Miñano «El Ministro», Joaquín «El Lunares», Vicente Molina «El Maestro», Ángel Torres y Alfredo Carrillo.

REQUINTO: Vicente López Abenza «Vicentito «El Moro»

OBOE: Joaquín «El Parra Machaco»

CAJA: » El Pinche Tallarín»

BOMBO: Enrique Herrera

PLATILLOS: Arturo

FLAUTA: Paco Moreno

FLAUTÍN: Joaquín Moreno Sánchez «el Niño»

SAXOFÓN: Francisco Ramírez y Raimundo Ruíz

Todos los uleanos disfrutaron al escuchar sus alegres sones. De hecho, tanto los alcaldes de la época, Antonio Tomás Sandoval, Damián Abellán Miñano, Antonio Valiente Melgarejo, Emilio Carrillo Valiente y Francisco Tomás Ayala; como los sacerdotes uleanos D. Juan Antonio Cerezo Ortín, D. José Azorín Piñero y D. Juan de Dios Zagalé Fernández, los tres fueron Maestros de Capilla en la Iglesia Catedral de Murcia, antes de ser nombrados Curas Párrocos de Ulea. Todos ellos; «espejos visibles del pueblo» fueron unos grandes animadores de las actuaciones de la banda de música, en la que todos sus miembros eran uleanos.

Los gastos eran enormes y las ayudas escasas. Por si fuera poco, se cruzó una tremenda crisis laboral que duró varios años; tanto en la agricultura como en la minería. Por tal motivo, aunque el Teatro «Reina Victoria Eugenia» siguió dando sus funciones de cine y teatro, la laureada banda de música de Ulea, se deshizo en el año 1927.

(1) De forma repentina, falleció el Maestro de la Música Sr. Zinzas, teniendo que ser sustituido por un ex miembro de la banda militar de Málaga; el Sr. Turpín (2), que aunque era malagueño, se casó con una uleana y tuvieron tres hijos. Acabó sus tareas como Maestro de la Música, tan pronto como se deshizo la banda en el año 1927. En Ulea se quedó a vivir con su familia y aquí está sepultado.

(2) El Maestro de Música Sr. Turpín, gran experto tocando el violonchelo, se casó con la uleana Amparo Palazón y tuvo tres hijos, nacidos en Ulea, que respondían a los nombres: Amparo, Amalia y José Turpín Palazón.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje