PICATOSTA, PICATOSTE, PICATUESTA Y UNA TORTILLA DULCE PARA DÍAS DE AYUNO

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

¡Ay, Dios mío! ¡La de «dimes y diretes» que surgieron a cuenta de la IDENTIDAD con que en muchos pueblos asturianos designan a las TORRIJAS llamándolas PICATOSTES!

El «argumento más definitivo y concluyente» era el de que ASÍ SE DIJO TODA LA VIDA o el de que EN MI CASA SIEMPRE SE DIJO ASÍ».

¿Están seguros/as de que SIEMPRE se llamó «Picatostes» a las «Torrijas»?

Ustedes saben que a mi no me gusta discutir; sí me gusta aportar documentación que fundamente lo que yo digo o escribo. Y como este es el caso, les transcribo literalmente algunos datos que ofrezco a su consideración:

1.- Diccionario Gramática Bable, de Apolinar de Rato y Hevia (Madrid 1891):

PICATUESTA: Sopa de carne de cerdo

2.-Diccionariu Xeneral de la Llingua Asturiana. Lorenzo Novo Mier (Asturlibros. Oviedo 1979):

PICATUESTA: Sopa de hígado

3.-Aportación al léxico de Luanco. Sara Suárez Solís (Gijón 1983):

PICATOSTE: Tortilla de pan migado en leche y cubierta con azúcar.

4.- Diccionariu de la Llingua Asturina.- X. X, Sánchez Vicente (GH. Xixón 1988).

PICATOSTA. PICATOSTE. Confitura hecha con pan frito, almíbar, huevo y harina.

PICATUESTA: Sopa de hígado.

Bueno, bueno, bueno… ¿Con que de Teverga, eh? Sí señor, respondía el monaguillo al cura párroco.

Pues, miren ustedes, en Teverga y según leo en el «LIBRO DULCE DE LA COFRADÍA DE NTRA. SRA. DEL CÉBRANO, DE CARRERA, a las torrijas las llaman torrijas y a la tortilla dulce de pan pues eso: TORTILLA DULCE DE PAN.

¡Ah, no, no! No crean que esta tortilla es un invento tevergano o gozoniego… Nada de eso. En el libro «Nuevo Arte de Cocina, sacado de la Escuela de la Experiencia Económica «, del fraile franciscano Juan de Altamiras (Barcelona 1767), se lee:

PLATO DE HUEVOS, Y LECHE CON DULCE. Tomarás pan rallado, lo tostarás, y quando esté bien tostado, echarás a una escudilla de pan dos de leche, quatro onzas de azúcar, dos pares de huevos frescos bien batidos; lo rebolverás todo, lo pondrás entre dos fuegos, que se tueste, lo servirás con azúcar, y canela por encima. Te servirá para día de ayuno.

Yo, siendo niño, gusté y disfruté de las tortillas dulces con mi tía Palmira en Colunga; costumbre que fui «dejando en el olvido» cuando, ya estudiante, vine a Gijón y a Oviedo. Mi receta es la siguiente

En un cazo, al fuego, doy un hervor a la leche aromatizando con un palo de canela y corteza de limón y edulcorando (poco) con dos o tres cucharadas de azúcar. Cuelo la leche y en ella migo pan asentado de dos o tres días, de modo que resulte una mezcla más bien espesa. Mezclo con huevos batidos y cuajo la tortilla en sartén como si fuera de patata.

Ya dispuesta en fuente o plato, la espolvoreo con azúcar y si tengo tiempo la «requemo» superficialmente al modo del arroz con leche.

YA LO SABEN. Estamos en Cuaresma . Los viernes son «días de vigilia» (de abstinencia de carnes) y para endulzar la penitencia nada mejor que una TORTILLA DULCE que algunos llaman «Picatoste».

¡Qué cosas!

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje