BENDICIÓN DE LA SIMIENTE DEL GUSANO DE LA SEDA

POR LUIS LISÓN HERNÁNDEZ, CRONISTA OFICIAL DE OJÓS Y ALGUAZAS (MURCIA)

Como manda la tradición, esta mañana ha tenido lugar en Alberca de las Torres, la varias veces centenaria costumbre piadosa de proceder a la bendición de la simiente del gusano de seda.

Poco después de las diez de la mañana ha partido desde las instalaciones de la Peña Huertana “La Seda”, sita en el Carril de la Villa de Alberca de las Torres, la romería de integrantes de la misma y otros simpatizantes, encabezados por el guión de la peña y los estandartes de las Cofradías del Perdón, de San Pedro del Pinatar, San Antolín, de Murcia y de la propia localidad.

También, como grupo invitado, la Peña Huertana “El Ciazo” de Torreagüera, con su grupo de coros y danzas.

En el cortejo no podía faltar la sagrada imagen del Cristo del Perdón, que custodian los de la seda, por atención que en su día tuvo con ella la Estación de Sericicultura (La Sericícola”).

Tras el trono, le presidencia, encabezada por el “Embajador de la Seda 2020”, don Fulgencio Perona Paños, Director General de Medio Natural, de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia.

Durante el recorrido, amenizado por los cantos y bailes de las citadas peñas, se hizo “estación” en la iglesia parroquial de Nuestra Señora del Rosario, para efectuar la habitual ofrenda de flores, y más tarde en las instalaciones del IMIDA (antigua “Estación Sericícola”).

Poco después de las 12 del mediodía, los romeros hicieron su entrada en el recinto del Convento de Santa Catalina del Monte, donde penetraron también un par de carros, tirados, respectivamente, por un burrico y una para de bueyes. Dando con ello a los presentes una imagen verdaderamente huertana.

Alrededor de las doce y media varios miembros de la comunidad franciscana aderezaron lo necesario para disponer la mesa de altar, y el padre Fr. Francisco Fresneda Martínez OFM, ofició la santa misa en el trascurso de la cual procedió a bendecir la simiente que le presentaron, pronunciado una sentida homilía donde puso de manifiesta que aunque la ceremonia parecía sacada de contexto ya que ahora no vivimos de la seda, no dejaba de tener su razón de ser, y más coincidiendo con estas fechas cuaresmales, tan llenas también de simbolismo, de pasión, muerte y resurrección.

Al finalizar el sacrificio, el portaestandarte de la Hermandad del Cristo del Perdón de Alberca de las Torres dirigió una sentida plegaria a la sagrada imagen. Y los grupos de coros y danzas allí presentes ofrecieron una muestra de su arte.

Por mi parte, como Cronista Oficial de la Peña Huertana “La Seda”, y como miembro fundador de ella, fue una satisfacción muy sentida el que este año, una vez más, y van casi 50, pudiese visitar aquel sitio tan entrañable en compañía de mi esposa; y a la vez poder saludar a tan queridos amigos.

Fuente: https://miradordealguazas.blogspot.com/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje