EL PANTRUCU (QUE YE EMBERZAU) Y EL PANTRUQUE (QUE YE PELOTA)

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

PANTRUQUE o PANTRUCU BLANCU (sin sangre) que se echa a la fabada y al cocido de garbanzos (bola o pelota).

EMBERZAU o PANTRUCU, se observa la berza (envoltura) y el bramante que la ata, dispuesto para ser cortado en lonchas gruesas y frito.

Esta es la historia o, al menos, la historia que yo se porque me la contaron sus protagonistas.

En el año 1876 (es decir: hace 144 años), un año y pico después del acceso de Alfonso XII al trono de España, el matrimonio Manuel Morán-Griselda Villanueva fundaron en Puente Nuevo (Llanes-Asturias) una «Casa de Comidas» conocida como Casa Morán. Casi un siglo después -¡qué cosas!-, en 1973, se convocó en Asturias un concurso de cocina regional siendo una de las concursantes – después célebre protagonista del suceso- PAQUITA MORÁN, que con su hermana Rosa , nietes de Manuel y Griselda, regentaban ese Restaurante en Puente Nuevo.

¿Por qué digo que Paquita Morán fue protagonista del concurso?

La cosa «tiene su aquel», que dicen los andaluces.

Pues por su iniciativa de añadir a los componentes del «compangu» de la fabada (llacón, tocín, chorizu y morciella) la BOLA o PELOTA, que en algunas zonas del oriente asturiano llaman PANTRUQUE, tan típica de los cocidos de garbanzos.

Ni qué decir tiene que Paquita se alzó con el Primer Premio y que hoy en Llanes, y gracias a esta exitosa iniciativa, LES FABES CON PANTRUQUE es una especialidad culinaria de altísima consideración.

Quede claro, por tanto, que el PANTRUQUE nada tiene que ver con el PANTRUCU o EMBERZAU ni con LES PROBES ni la FARIÑONA.

¿Cómo se elabora el PANTRUQUE LLANISCO?

En un cuenco de buen tamaño amasen con gracia y buen humor (detalle muy importante) 2 pocillos de cebolla picada muy fina, otros dos pocillos de tocino blanco también muy picadín, perejil, harina de maíz y un poco de harina de trigo, sal, una cucharadita de pimentón dulce (si gusta) y dos o tres huevos (clara y yema).

La cantidad de harina ha de ser la suficiente para que la masa quede bien compacta.

Se divide esta masa en dos o tres porciones a las que se da forma elipsoidal tipo «bola alargada» y se agregan a la fabada cuando estén «les fabes» a media cocción.

¿Quedó claro?

«PANTRUCU sí ye EMBERZAU»

«PANTRUCU NON YE PANTRUQUE»

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje