EL TURISMO EN LA PROVINCIA DE CÁCERES (VI)

POR SANTOS BENÍTEZ FLORIANO, CRONISTA OFICIAL DE LA CIUDAD DE CÁCERES

El ciclo festivo extremeño es el apartado folclórico más conocido de todos. Hay gran variedad de tradiciones y fiestas populares, interesantes tanto por su originalidad como por su relación con las de otras regiones. Cáceres cuenta con un total de 26 Fiestas declaradas de Interés Turístico: una de carácter Internacional, la Semana Santa de Cáceres; cuatro de carácter Nacional: el Cerezo en Flor del Valle del Jerte, el Jarramplas de Piornal, el Otoño Mágico del Valle del Ambroz y Las Carantoñas de Acehúche; y veintiuna de carácter Regional, como El Peropalo de Villanueva de la Vera, Los Empalaos de Valverde de la Vera, Los Sanjuanes de Coria, La Encamisá de Torrejoncillo, etc.

En el apartado de artesanía, las influencias centenarias de los pueblos que habitaron Cáceres han dado a esta provincia una rica artesanía, como muestran sus numerosas manifestaciones: la del cobre y latón de Guadalupe, las pipas de brezo o de piedra de volcán del Gasco, la artesanía del corcho de Martilandrán o el encaje de bolillo y la talla de madera de la Sierra de Gata. La artesanía del mimbre, la cestería del castaño de Baños de Montemayor, la talla de madera y los muebles de Hervás, son sobradamente conocidas. La filigrana alcanza su máximo exponente en la orfebrería y el orive, remontándose su influencia a la época tartésica y fenicia. Los talleres en los que se realizan aderezos típicos, como el galápago y los zarcillos, pulseras, collares, sortijas, cadenas, broches, horquillas… están repartidos por las localidades de Cáceres, Torrejoncillo, Torrecilla de la Tiesa, Ceclavín, Valencia de Alcántara y Zarza la Mayor. Así mismo, al hablar de artesanía es obligado mencionar la alfarería de Ceclavín, la cerámica de Arroyo, los telares de Torrejoncillo o las gorras de Montehermoso.

No podemos finalizar este pequeño recorrido por la amplia oferta artesanal de la provincia sin recordar, el curtido de pieles, la artesanía del cuero, bordados, forja del hierro, talla de mármol y alabastro y calderería que en numerosos pueblos cacereños gozan de una merecida fama.

La Artesanía Extremeña cuenta con más de dos mil años de historia y es un elemento indispensable de nuestra tradición cultural. La artesanía es un claro ejemplo de Desarrollo Sostenible del Medio Rural. Pero no es solo cosa del pasado. Actualmente constituyen el sector más de 300 talleres en toda Extremadura que dan trabajo a muchas personas.

La Artesanía es un testigo de la cultura y de las tradiciones extremeñas y un activo destacado de nuestra Oferta Turística. El día 7 de Abril de 2008 la Excma. Diputación Provincial de Cáceres inauguró la Casa de los Moraga como Centro Provincial de Artesanía de la Provincia de Cáceres y con posterioridad se han abierto Centros de Artesanía en Trujillo, Plasencia y Guadalupe.

Podemos presumir de contar con un elenco de artesanos de primer orden que han sabido aunar tradición y modernidad, popular y selecto, a veces con piezas únicas al gusto de los clientes y que están preocupados porque los oficios artesanos pervivan a pesar de no pocas dificultades

Me gustaría agradecer la gran labor que viene realizando la Asociación Extremeña para la Promoción de la Artesanía, fundada en el año 2003. Es un colectivo de profesionales de la artesanía de Extremadura que abarcan toda la Comunidad Autónoma y a todos los oficios artesanos.

(Continuará).

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje