LA INFLUENCIA MADRILEÑA, INCLUYENDO LA DE D. SANTIAGO BERNABÉU Y HERMANOS, ASÍ COMO DE ESTUDIANTES MORALOS EN DICHA PROVINCIA O CIUDAD, EN LOS ORÍGENES DEL MORALO C.F.

POR DOMINGO QUIJADA GONZÁLEZ, CRONISTA OFICIAL DE NAVALMORAL DE LA MATA (CÁCERES)

A mis amigos José Luis Camacho y Nacho Mateos,
descendientes de la saga Marcos del Fresno
y a toda la “familia” del Moralo C.P. de ayer y hoy

Investigando en estas últimas fechas sobre los hijos y sucesores de aquel gran farmacéutico moralo que fue D. Isidoro Marcos Lozano, pues un biznieto del mismo (Santos Ortega Marcos) desea escribir la extensa e interesante historia familiar, he hallado pruebas fundamentales para aseverar el título de este breve trabajo y lo que voy a exponer a continuación.

1.- LOS HERMANOS BERNABÉU DE YESTE

He localizado a cuatro de ellos: Antonio, Marcelo, Santiago y José. Nacidos en Almansa (Albacete), donde su padre ejercía como abogado y administrador de varias fincas de dos miembros de la nobleza.

Siendo niños (en 1900, cuando Santiago tenía sólo 5 años), sus padres los interna en uno de los mejores colegios que entonces había en España: el Alfonso XII de El Escorial (también llamado “Real Colegio”), ubicado en un sector del propio Monasterio.

Muy pronto se inician en la práctica del balompié, que se comenzó a desarrollar en nuestro país a través de diversos estamentos: minería (Huelva, el decano de los equipos federados españoles), naviero (Vigo y Bilbao), etc. Al igual que en el sector de la enseñanza, tanto pública (como la famosa “Institución Libre de Enseñanza” de Madrid, donde tantos personajes famosos estudiaron; o el también madrileños Instituto Cardenal Cisneros, del que hablaremos más adelante) como privada (caso del colegio de El Escorial citado antes), pues se generaliza la conocida expresión latina (según consta en las “Sátiras” de Juvenal) de “mens sana in corpore sano”…

Centrándonos en el colegio Alfonso XII (fundado en 1875 y regentado por los frailes agustinos desde una década después), en su expansión deportiva –y en otras muchas, a cual más importante– desempeñó un gran papel el padre Gerardo Gil (el “apóstol de El Escorial”…), quien durante cuatro décadas (1896-1936) ejerció una gran labor docente-educativa-social en dicho centro.

En 1902 se fundan en San Lorenzo las primeras “Sociedades” (incluyendo los clubes deportivos). Y ese mismo Curso 1902-1903 el padre Gerardo organiza dos “Ligas”: una en el propio colegio, subdividida en tres categorías (“Menores”, “Medianos” y “Mayores”; cada una compuesta por distintos equipos); y otra local en San Lorenzo, compuesta por tres equipos: “Real Colegio Alfonso XII”, “Mª Cristina” (Real Colegio Universitario, fundado en 1892 por la reina Regente María Cristina, viuda de Alfonso XII y madre de Alfonso XIII) y “Escurialense” (compuesto por aficionados locales).

Y, tanto en una como en la otra, comienzan a destacar los hermanos Bernabéu: sobre todo el mayor, Antonio (que jugaba como centrocampista y llegaría a ser uno de los socios fundadores del Real Madrid, Marcelo (que lo hacía de defensa y ficharía más adelante por el club “merengue”) y Santiago (que comenzó como portero, pero al que Marcelo convenció para que lo hiciera como delantero centro, en cuya demarcación sobresaldría, siendo fichado también por el Real Madrid; abandonando la Música, para la que tenía grandes cualidades…).

Gradualmente, el padre traslada a sus hijos a la capital de España, matriculándolos en un gran instituto: el Cardenal Cisneros, que junto al San Isidro (en el que ejerció como catedrático de Filosofía el eminente moralo D. Urbano González Serrano) eran los dos más antiguos y destacados de Madrid. D. Santiago lo hizo en 1910.

Y en dicho centro prosiguieron la actividad deportiva, coincidiendo o siendo emulados por dos jugadores moralos que fundarían años después, con otros, el Moralo C.F.

2.- LA FAMILIA MARCOS DEL FRESNO

En la última década del siglo XIX y principios del XX, el farmacéutico moralo D. Isidoro Marcos Lozano y Dª Mª Dolores del Fresno Eguiluz (madrileña, pero hija de un acaudalado asturiano) tuvieron diez hijos (8 varones y 2 chicas), aunque uno de los niños falleció a los tres años de edad.

Por el tema en cuestión, hoy sólo nos centraremos en los cinco menores del sexo masculino. Ya que los dos mayores, Isidoro y Antonio, aunque es muy probable que jugaran en el Cardenal Cisneros, no lo hicieron en el Moralo porque ya sobrepasaban los 30 años cuando se fundó el club, estando además casados y ejerciendo: el primero como abogado y político, uno de los fundadores del PCE en 1921; y Antonio de farmacéutico (primero interinamente en Navalmoral y después en otras tres ciudades: Madrid, Tarazona y Aranjuez), Delegado Provincial de Sanidad en Guadalajara. Ambos cursaron el Bachillerato en el mencionado Instituto Cardenal Cisneros de Madrid, conviviendo con su hermana Pilar bajo la tutela de su tía materna Isabel del Fresno Eguiluz, que estaba soltera, en la calle Fuencarral.

Doña Dolores y don Isidoro, para no sobrecargar a la “tía Isabel”, internaron a los otros cinco en el reiterado colegio Alfonso XII de El Escorial no tenían problemas económicos pues, además de la fortuna de Dª Dolores, D. Isidoro regentaba su farmacia de Navalmoral y, asimismo, administraba la dehesa «Egido Grande», propiedad de don Lisardo Calvo); que tenía fama de ser uno de los mejores colegios de España, sobre todo en la materia de Ciencias Naturales, lo que motivaría que dos hijos fueran farmacéuticos y uno médico, según expondremos (además D. Isidoro, aunque de ideología liberal, era partidario de la Monarquía pues, gran aficionado a la caza, hemos visto fotos suyas practicándola en la finca gordeña de El Guadalperal, del duque de Peñaranda y frecuentada por el rey Alfonso XIII):

. FRANCISCO Ricardo Marcos del Fresno: nació en 1899. Tras cursar el bachiller, estudió Medicina en Madrid, especializándose en el Paludismo, formando parte de la 1ª Promoción del Curso que se impartió en 1925-26 en el Hospital Antipalúdico de Navalmoral. Ejerció como tal en Plasencia. Marchando después a Teruel, donde fue Delegado Provincial de Sanidad.

. CIPRIANO Jenaro: nacido en 1902. Hermano gemelo del siguiente. Hay un documento en el colegio de El Escorial donde consta que, en la Liga de “Medianos” 1918-19, formó parte del equipo campeón (el “Sporting”). Después estudió Farmacia, heredando y regentando la de su padre a partir de 1939. Concejal de la Gestora del Ayuntamiento moralo desde 1938 hasta la posguerra. Al igual que sus hermanos, su ideología era liberal, nada fascista; pero les influyó mucho el asesinato de su hermano José –como veremos después–, que también pudo influir en la muerte de su madre (el 22-11-1938, a los 71 años).

. EDUARDO Elías M. del F.: gemelo del anterior. Según la crónica del colegio, era el mejor jugador de los hermanos: tenemos una foto (3) formando parte de la Selección Infantil del colegio en 1917; y fue subcampeón en la Liga del año siguiente, con su equipo el “Hispania”, frente al de su hermano Cipriano (como acabamos de ver). Después se licenció en Derecho –al igual que su hermano mayor, Isidoro–. Y trabajó como Secretario Judicial del Juzgado de Navalmoral.

. JOSÉ Tomás Marcos del Fresno: nació en 1904. Finalizado el bachillerato en El Escorial, ingresó en la Academia Militar, alcanzando el grado de Teniente de Ingenieros. Durante la 2ª República estuvo destinado en la Escuela Central de Gimnasia. De donde pasó al cuartel de Guadalajara. Cuando estalló la Guerra Civil el 18-7-1936, al apoyar sus mandos la sublevación, todos los oficiales y jefes fueron detenidos por los milicianos; hasta que, como represalia, todos los oficiales (menos el coronel-jefe, que además era su suegro…) fueron ejecutados el 6 de diciembre de ese año.

. LUIS Pablo: el más pequeño de todos, pues nació en 1909; y el de menor trayectoria deportiva (tal vez eclipsado por sus hermanos…). Estudió piloto de aviación y magisterio, pero no ejerció. Como su hermano Eduardo, fue Secretario Judicial Navalmoral.

3.- LA SAGA MATEOS GUIJA

Hijos del comerciante de tejidos José Mateos Lozano y de Mª de los Ángeles Guija Rebate, el primero –IGNACIO– nació en 1904 (como su paisano y compañero del Moralo José Marcos del Fresno).

Ignacio estudió Bachillerato en el reseñado y afamado instituto Cardenal Cisneros de Madrid, donde habían dejado su impronta futbolística los hermanos Bernabéu.

Después estudió la carrera de Derecho, ejerciendo como abogado en Navalmoral y participando activamente en política durante la 2ª República y Guerra Civil: seguidor del “moralo consorte” José Giral, presidente del Consejo Local de Acción Republicana en los primeros compases de 1934, partido que en abril de ese mismo año se convierte en Izquierda Republicana; designado en abril de 1936 como uno de los Compromisarios que elegirían al Presidente de la República; nombrado por Giral Gobernador Civil de la provincia al producirse la sublevación, enfrentándose desde el Ayuntamiento a las tropas franquistas que llegaron el 21-7-1936, escondiéndose después y huyendo a la zona republicana; hasta que se exilió a Méjico. Debido a ello, varios familiares (padre, hermanos y tíos) fueron represaliados por los falangistas en el verano de 1936.

. Su hermano JOSÉ MATEOS GUIJA, que también estudió en el Cardenal Cisneros y después Medicina, profesión que ejerció en Córdoba hasta que surgió la sublevación y fue encarcelado.

Ambos, en sus últimos años de bachiller y etapa universitaria formaron parte del equipo titular del Moralo C.F., como podemos comprobar en la foto 4.

Centrándonos en los moralos, los siete personajes analizados influyeron –o fueron imitados– por otros jóvenes de la localidad, comenzando la práctica del fútbol en Navalmoral en 1921, fundándose el Moralo C.F. dos años después.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje