ANTROXU, SOL Y GRAFENO

POR LEOCADIO REDONDO ESPINA, CRONISTA OFICIAL DE NAVA (ASTURIAS)

Las últimas fechas del febrero alargado de este año estuvieron marcadas por la importancia creciente que, de un tiempo a esta parte, viene adquiriendo la celebración del carnaval, o del antroxu, en el calendario festivo asturiano. Comentando, sobre el particular, que en nuestro concejo el programa de actividades dedicadas al Antroxu se desarrollaron entre los días 20 y 25.

En otro orden de cosas también tenemos anotado que, en el contexto del programa “Navet@s en la ciencia”, que promueve el Círculo “Amigos de Nava”, e inauguró en febrero de 2017 el astrofísico Simón Díaz García (Origen y evolución de las galaxias), tuvo lugar el viernes 21, a las 20 horas, en la Casa de Cultura Marta Portal, la conferencia titulada “Polifacético carbono: del grafeno al carbón activado”, a cargo de la investigadora naveta Conchi Ovín Ania. Conferencia que, por cierto, resultó altamente interesante y que dio lugar, después, a un extenso turno de preguntas de los asistentes que mantuvo el mismo interés.

Licenciada en Ciencias Químicas por la Universidad de Oviedo (1997) y titular de un brillante currículum, que comenzó con el doctorado (1999-2003) en el Instituto Nacional del Carbón, y posteriores estudios y estancias en EE.UU. y Francia (2004-2006), Conchi, que fue distinguida por sus trabajos con galardones nacionales e internaciones muy importantes en el mundo científico y de investigación, obtuvo, en 2017, una plaza de Director de Investigación en el CNRS en Orléans (Francia), centro en el que actualmente se desarrollan sus investigaciones.

Por otra parte, y en cuanto a defunciones se refiere, constatamos que no se produjeron hasta las últimas fechas de febrero. Así, el jueves 27 finaba en Oviedo María Araceli Vallina Vega, Cheli, a los 86 años. Natural de Sierra, El Remediu, en cuyo cementerio parroquial descansa, María Araceli estaba casada con José Menéndez Conde, con el que tuvo dos hijos; Ricardo y Jorge, que es el actual presidente del Real Oviedo Club de Fútbol.

Y el viernes 28 nos dejaba, en Nava, María Antonia Ordoñez González, a los 76 años de edad. Toña, como era conocida familiarmente, estaba casada con José Antonio Vega Viña, “Toño el carniceru”, o “Toño el de Suceso”, con el que tuvo dos hijos; José Antonio y Roberto. Toña, que estuvo al frente de una tienda de ropa en La Colegiata, era hija de Emérita y de Mino, el cual, entre otras cosas, tuvo llagar en Gamonéu y atendió el Bar Florida hace años, y hermana de Carmina, María Oliva, David, Roberto, Javier y Ana Emilia. En cualquier caso, Toña formaba parte de una familia muy conocida y emprendedora de Nava, relacionada, en el pasado y el presente, con negocios de diversa naturaleza.

Y, como fue pregonero de nuestro Festival de la Sidra, reseñamos también la falta de Fernando Morán López, el conocido político, diplomáticos y escritor asturiano, acaecida el pasado l9 de febrero.

Después de haber tenido, según los expertos, el febrero más cálido desde 1990, y de aguantar los coletazos que dejó el paso de las borrascas Jorge y Karine, estrenamos el de marzo, dejando atrás anotada alguna vivencia. Como cuando el sol, sin ningún impedimento, pues todavía no han nacido las hojas a los árboles, penetra y alumbra con su luz, potente y clara, hasta el último y escondido rincón de bosquecillos, pomaraes, castañeos y rebollales, permitiendo al que se adentra en ellos disfrutar de su agradable calorcillo y, dejándose llevar por el suave rumor que emana de la naturaleza, que está despertando, admirar, al mismo tiempo, las complicadas filigranas que las sombras de los troncos y las ramas desnudas de la arboleda proyectan sobre el terreno, ora herboso, ora poblado de helechos aquí y allá, ora cubierto, en algunas partes, por una capa de hojas secas que dejó el otoño. Hermosos días claros de febrero.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje