‘EL TIEMPO’ DE 19 DE OCTUBRE DE 1918, EN SU PÁGINA 3

POR ÁNGEL RÍOS MARTÍNEZ, CRONISTA OFICIAL DE BLANCA (MURCIA)

Hace más de 100 años tuvimos otra gran epidemia: Gripe:

DESDE BLANCA

Por desgracia, sigue haciendo estragos la gripe en este vecindario.

Las defunciones son, por término medio, tres cada día. A pesar de llevarse a cabo todas las prescripciones higiénicas que oficialmente están ordenadas, las invasiones son cada día más.

Los médicos titulares don Gonzalo Molina y don Avelino Martínez, están haciendo un trabajo de tal naturaleza que parece increíble puedan resistirlo. Puede decirse, sin exagerar la nota, que no tienen un momento de descanso resultando milagroso que no hayan sido ya vencidos o por la enfermedad reinante (a causa del contacto continuo con los enfermos) o por el trabajo que les agobia. Si en las altas esferas oficiales se tiene esto en cuenta, deben ser recompensados de una manera ostensible y meritoria para su carrera, estos dos dignísimos médicos.

También en su misión espiritual, son dignos de encomio el párroco don Enrique Sánchez Guillén y don Lino Piñero, capellán de este Asilo. No incluyo al buen coadjutor don José Antonio Molina, por haber fallecido hoy invadido por esta epidemia. El pobre ha muerto víctima de su deber, el cual cumplía con todo entusiasmo. Dios lo haya acogido en su seno.

La farmacia única que existe aquí, no sabemos si por las muchas demandas de medicamentos o por otras causas, no está lo debidamente surtida que debía estar para estos casos de epidemia como el que estamos atravesando. Se nos denuncia hoy que no existen siquiera aquellos medicamentos tan usuales y necesarios como el aceite de ricino, agua de Carabaña, aspirina, quinina, etc., etc.

Quisiéramos que esta denuncia fuese exagerada y que por lo menos, las prescripciones facultativas fuesen ayudadas con la existencia en la farmacia de la medicación que ordenasen los médicos.

No dudamos que la primera autoridad Civil de la provincia ayudará a estas autoridades locales no dejándolas desamparadas, caso de faltar recursos que puedan cortar el mal de una manera enérgica y pronta.

Corresponsal

El número total de fallecidos en 1918 en Blanca fue de 157, de ellos 58 (casi el 37%) por gripe o neumonía y 2 por pulmonía o bronquitis (60), siendo mayor su incidencia en octubre y, si comprobamos la relación, la mayor parte personas adultas jóvenes y, que se supone, más fuertes.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje