PATRIMONIO DOCUMENTAL • CÁCERES CONSERVA UN RICO PATRIMONIO DOCUMENTAL QUE PERMITE CONOCER SU PASADO

POR FERNANDO JIMÉNEZ BERROCAL, CRONISTA OFICIAL DE CÁCERES

Gobierno de Extremadura

Los documentos son las fuentes primarias que, sin haber sufrido manipulación, aportan la información que ha de servir al investigador para interpretar las diferentes variables históricas que intervienen en la vida de un territorio durante un tiempo determinado. Cáceres, ciudad en evolución permanente, conserva un rico patrimonio documental que nos permite conocer en sus fuentes originales quienes fueron los hombres y mujeres que protagonizaron la vida económica, social, política o religiosa en las distintas etapas de su historia. Un patrimonio que supone un activo cultural importante para Cáceres, aunque quizás sea el gran desconocido por los ciudadanos.

El patrimonio documental nos informa que los cacereños, que crearon y fueron transformando la ciudad, vinieron de muchos lugares en momentos distintos de la historia. Lo hicieron por diferentes motivos fuesen estos comerciales, laborales, sentimentales o de cualquier otro género. Cáceres es una ciudad de largo recorrido histórico que ha tenido contacto con las principales culturas del mundo occidental, desde la romanización hasta su conversión en ciudad de frontera entre el mundo cristiano y el islámico, antes de su definitiva cristianización a partir del siglo XIII. Estas culturas fueron otorgando unos rasgos históricos peculiares que han convertido el pasado de la ciudad en un espacio donde el mestizaje de gentes y formas de entender el mundo, sobre un mismo solar, ha sido permanente durante siglos.

El Cáceres actual es el resultado de la presencia en nuestra ciudad de gentes de todo pelaje y naturaleza. Todos ellos han dejado un extenso legado documental, un legado que nos permite conocer quienes eran y de donde venían, los espacios urbanos que ocuparon, las actividades económicas que llevaron a cabo, las propiedades que tenían en la ciudad, sus aportaciones al mundo político y profesional de su tiempo. Todo ello, a partir de los documentos, fieles testigos del pasado, que atestiguan el dinamismo que los cacereños de todos los tiempos imprimieron a la ciudad.

Fuente: http://www.elperiodicoextremadura.com/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje