DEL ASADO DE CARNE DE VACA A UNA MARCA DE GINEBRA

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

GIN LANE, de Hogarth

El alabardero de la ginebra Beefeater que, por cierto, es excelente (el licor, no el alabardero).

Ayer, a consecuencia de mi comentario pornohistórico sobre la carne asada, un lector amigo, XOSE NEL VALDÉS MARTÍNEZ, me propuso esta sugerencia: «Maese Fidalgo, para una próxima historia, el significado de «Beefeater» (sí, el que sale uniformado y con la maza de gala en la etiqueta de la ginebra…)».

Bueno, bueno, bueno… ¿Con que de Teverga, conoces al cura y llámeste Pepe? Sí, señor. ¡Vaya, hombre, vaya! Pues voy a ver si te puedo atender (decía un cura a un feligrés tevergano que vino a pedirle un favor).

Pues nada, yo como el cura (que era vieyu , afable y complaciente).

Fue Guillermo de Orange (1650-1702) un príncipe holandés hijo del rey Guillermo II de Orange-Nassau y bisnieto de Guillermo I de Orange -Nassau (1533-1584), llamado «el Taciturno». Este príncipe accedió al trono de Inglaterra con el nombre de Guillermo II y al de Escocia con el de Guillermo III.

Y, claro, como buen holandés, introdujo en Inglaterra una de las bebidas más populares en Holanda, la GINEBRA o «genever». Más aún, para promocionar su venta y consumo dejó a este licor «libre de tasas» e impuso fuertes impuestos a los que se importaban del Continente, especialmente de Francia.
Ni que decir tiene que los británicos se aficionaron de tal modo a esta bebida, sabrosa y aromática, que las borracheras populares eran «de empújame columpio». Cómo sería de preocupante el caso que el propio Gobierno británico, en 1743, se vio obligado a promulgar una ley (la «Gin Act») para contrarrestar los excesos en el consumo de ginebra.

El mejor testimonio de lo que les cuento nos lo ofrece el cuadro del pintor inglés Willian Hogarth (1697-1764) titulado GIN LANE (La callejuela de la ginebra).

¿Recuerdan que ayer les conté que el rey Enrique VIII (el braguetero múltiple) gustaba mucho de los asados de carne y que con estos alimentos «furnía» a los ALABARDEROS que cuidaban la TORRE DE LONDRES?

Pues ahora vamos «a casar» la historia de Guillermo II con la de Enrique VIII.

En 1820 la familia Taylor funda en Londres una destilería para la fabricación de ginebra; empresa que en 1835 pasa a manos de la familia Burrough… y ahí sigue con su exitosa producción de GIN. ¿Y qué marca y qué dibujo utilizó como emblema más representativo de la calidad y naturaleza inglesa para su ginebra?

¡LA DE UN ALABARDERO DE LA TORRE CON UNIFORME DE GALA! ¡UN BEEFEATER!

¡UN ALABARDERO QUE DISFRUTABA COMIENDO CARNE ASADA!

No, si ya lo decía mi suegro Prudencio: «Tou cae en copla y tou ye verdá».

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje