ANTONIO TORREMOCHA Y JOSÉ LUIS GÓMEZ BARCELÓ, CRONISTA OFICIAL DE CEUTA, INGRESAN EN LA ACADEMIA ANDALUZA DE HISTORIA

TOMAN POSESIÓN EN UN ACTO CELEBRADO EN ALGECIRAS LOS HISTORIADORES PRONUNCIAN SENDAS CONFERENCIAS, SOBRE EL ORIGEN HISTÓRICO DE LA ALMORAIMA Y SOBRE LA CASTELLANIZACIÓN DE CEUTA

Antonio Torremocha y Luis Gómez Barceló, justo en el momento en el que se declara su ingreso en la Academia Andaluza de la Historia.

Antonio Torremocha y Luis Gómez Barceló, justo en el momento en el que se declara su ingreso en la Academia Andaluza de la Historia.

Aspecto que presentó el salón de actos de la Cámara.

Aspecto que presentó el salón de actos de la Cámara.

El Instituto de Estudios Campogibraltareños (IECG) junto a la Academia Andaluza de la Historia organizaron ayer el acto de ingreso en dicha academia de los Consejeros de Número del IECG Antonio Torremocha y José Luis Gómez Barceló, cronista oficial de Ceuta. Tuvo lugar en el salón de actos de la Cámara de Comercio.

Cada uno de los nuevos miembros de la Academia Andaluza de la Historia pronunció una conferencia. La José Luis Gómez Barceló -que es cronista oficial de Ceuta- se tituló La castellanización de Ceuta bajo la corona de los Austrias. Por su parte, la de Antonio Torremocha fue El señorío de Castellar: origen histórico de la finca de la Almoraima. Ambas conferencias van a ser publicadas.

Torremocha contó que el origen histórico de La Almoraima hay que buscarlo en la Reconquista cristiana del territorio suroccidental del Reino de Granada, cuando Castellar era una fortaleza y una taha perteneciente al sultanato nazarí, en la frontera del citado sultanato con las posesiones castellanas de Alcalá de los Gazules, Medina Sidonia y Jerez.

El historiador algecireño abordó la anexión del término de Castellar por el reino castellano en 1434 y las vicisitudes por las que ha pasado el territorio de La Almoraima hasta desembocar en la actual situación de ser una gran finca perteneciente al ministerio de Medio Ambiente.

Por su parte, Gómez Barceló expuso en su intervención de ayer que el reconocimiento internacional de la incorporación de Ceuta a la Corona de Castilla data de 1668. Indicó que se siguió un plan de castellanización de la población, lo cual explica, entre otras cosas, la pérdida documental de fondos locales coetáneos al reinado de la Casa de Avis.

Los nuevos académicos pronunciaron sus discursos de ingreso y tomaron posesión de sus plazas como numerarios en el transcurso de una junta general pública y extraordinaria.

El acto estuvo copresidido por Alicia Arévalo, directora de la Academia Andaluza de la Historia y profesora de la Universidad de Cádiz, y Diego González de la Torre, en su calidad de presidente del Instituto de Estudios Campo Gibraltareños como primera autoridad de la Mancomunidad de Municipios del Campo de Gibraltar.

Fuente: http://www.europasur.es/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje