VIAJES DESDE MI CASA

POR JUAN FRANCISCO RIVERO DOMÍNGUEZ, CRONISTA OFICIAL DE LAS BROZAS (CÁCERES)

Dicen que recordar es volver a vivir. Y esto es lo que estoy haciendo estos días en que todos los españoles nos hallamos enclaustrados por culpa de ese mal llamado coronavirus

En estos días en los que estamos todos – o al menos la mayoría- de los españoles confinados, sirve para poner en orden algunas cosas, entre ellos, los recuerdos de un viajero, un viajero que hizo su primer viaje en avión de Aviaco desde Bilbao a Madrid el 27 de septiembre de 1975 (Día Mundial del Turismo) tras regresar de realizar mis terceras prácticas de periodismo, en esta ocasión en la agencia EFE.

Posteriormente, ya a los pocos años mi primer viaje al extranjero, cuando ya vivía en Mallorca fue a un lugar tan lejano como Caracas (octubre de 1979) y pasé todo el mes en Venezuela, Argentina y Brasil, con magníficos recuerdos de estas cuatro semanas. ¡Comí tanta carne en ese viaje que, al regresar a Mallorca, lo primero que me hice fue un par de huevos fritos!

He regresado a Venezuela dos veces más, una de ellas pateé la selva de Canaima, cercana a la catarata más alta del mundo: Salto Ángel, de 979 metros de caída libre. Dejo aquí dos enlaces:

Uno de mi blog sobre este singular viaje. https://pacorivero.blogspot.com/2011/10/el-salto-angel-un-regalo-de-dios.html

Y el otro un precioso video, con 11 millones de visualizaciones, sobre la catarata del Salto Ángel, de 360 grados. Toca con ratón y dale la vuelta: https://youtu.be/L_tqK4eqelA

Y a Brasil he vuelto otras tres veces (Florianópolis, al sur y Natal, al norte), y por última vez, el año pasado, visitando las bellísimas cataratas de Iguazú desde el lado brasileño. En la ocasión anterior, en 1979, lo hice desde el lado argentino.

https://pacorivero.blogspot.com/2009/11/30-anos-despues-en-brasil.html

Después he ido viajando por otros lugares del mundo, tan curiosos, como Crimea, cuando era un territorio de Ucrania y pisé el palacio de Livadia, donde se reunieron. poco antes de terminar la II Guerra Mundial, Stalin, Churchill y Roosevelt, el presidente de Estados Unidos; y cerca de allí, el Líbano, tras la guerra civil, con la preciosa ciudad romana de Baalbeck o la Taiwán española, con el castillo de Santo Domingo

https://pacorivero.blogspot.com/2015/08/doce-horas-de-vuelo-hasta-taiwan.html

La portuguesa Macao es el único lugar de China donde está autorizado el juego y ha logrado desbancar a Las Vegas en este singular campo de la economía, aunque ha estado cerrada por el coronavirus.

https://pacorivero.blogspot.com/2017/05/conocer-macao-desde-dentro.html

Pero ahora se da la circunstancia de que mi amiga Concha Pelayo, una escritora zamorana, con la que también estuve en un viaje que organicé por Chipre, para ver, entre otras cosas, el nacimiento del mar de la diosa Afrodita (Venus para los romanos)

https://pacorivero.blogspot.com/2012/04/viaje-de-periodistas-espanoles-chipre.html

Pues bien, Concha me envía unas fotos de nuestro común viaje a Lituania, allá por mayo de 2008. Un país báltico, que he tenido la serte de recorrer un par de veces con mi amigo lituano Rai, que huy mismo (27 de marzo de 2020) me dice desde Cuba, que es donde está confinado, que espera regresar pronto a España…

De Lituania recuerdo muchas cosas, pero especialmente tres: La visita al castillo de Trakai, la antigua capital lituana; la casa de verano del Premio Nobel de Literatura, el alemán Tomas Mann, y el viaje en avioneta polaca de la II Guerra Mundial por los cielos del país… Todos bellísimos recuerdos de los 50 países que he visitado.

Aventura en avioneta: https://pacorivero.blogspot.com/2009/05/por-kaunas-y-birstona.html

Un viaje explicado: https://pacorivero.blogspot.com/2018/12/mi-conferencia-sobre-lituania-el-19-de.html

Fuente: https://pacorivero.blogspot.com/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje