15 DE MAYO DE 1920. COBEÑA HACE 100 AÑOS

POR JOSÉ JULIO ORTIZ Y CHISVERT. CRONISTA OFICIAL DE COBEÑA (MADRID)

Fotografía propia, tomada actualmente y envejecida.

Hoy voy a escribir un artículo que intentará trasportarnos al Cobeña de 1920, justo hace 100 años.

Se trata de hacer llegar lo que en un documento fechado el 15 de mayo de 1920 decía sobre Cobeña:

En aquella época, 1920, la sociedad estaba convaleciente de la gripe española que desde 1918 a 1920 asoló nuestro país, y como ahora, con el Covid-19, la economía se encontraba gravemente afectada. La incompetencia de los políticos había llevado a España a una situación extraordinaria en la historia del país, y es que, entre 1918 y 1920, los ciudadanos se vieron obligados a acudir tres veces, (en 1918, 1919 y 1920), a elecciones generales para elegir gobierno y representantes en la cámara del Congreso de diputados. (Parece que estamos repitiendo la historia).

Pues bien, Cobeña, en ese momento, era una Villa con Ayuntamiento propio, de 348 habitantes de hecho, a 16 Km de Alcalá de Henares y a 30 Km de la Capital, con la estación ferroviaria más próxima a 14 Km en Torrejón de Ardoz, con carreteras a Madrid y a Alcalá de Henares que «cruza con la de Algete a Estremera», decía el documento. Este proseguía:

Con fiestas el domingo después del 3 de mayo. Produce cereales, vinos y pastos.

Pertenecía al Partido Judicial de Alcalá de Henares, (hoy pertenecemos al Partido Judicial de Torrejón de Ardoz, y a pesar de que estamos bastante más lejos, en el pasado hemos llegado a pertenecer al Partido Judicial de Torrelaguna).

El alcalde era Don Antonio Redondo Marina y el secretario municipal Don Juan Ramón y Vidal. El juez municipal Don Ángel Duque y actuaba como fiscal Don Juan de Mesa. Como secretario judicial actuaba Don Juan Ramón y Vidal y el cura ecónomo era Don Manuel Pérez.

El alumbrado público lo era por electricidad y había una carnicería que la regentaba Victoriano Crespo.

Había dos tiendas de comestibles regentadas por Inocenta Plaza y Toribio Redondo.

Había unas Escuelas Nacionales para ambos sexos a cargo de la profesora Doña Magdalena Natividad.

También había un estanco a nombre de Toribio Redondo.

Como ganaderos constaban Victoriano Crespo, Eloy Crespo, Guillermo Duque, Pilar de Marcos, Inocenta Plaza, Mariano Rodríguez, Víctor Sivit, y Juan Ramón y Vidal.

Había un guarnicionero, Melitón Polo y una herrería a nombre de Hipólito Baonza.

Había dos médicos, Damaso Tendero y Félix Marzal. Una posada de Enriqueta Chisvert.

Propietarios principales de viña y cosechas, Guillermo Duque, Juan Ramón y Vidal, Mariano Rodríguez y Tomás Rodríguez.

Tahonas había cuatro, la de Enrique Morales, la de Inocenta Plaza, la de Toribio Redondo y la de Mariano San Martín.

La plaza de veterinario estaba vacante.

Por último el documento nos dice que como cosecheros de vino constaban Hipólito Baonza, Victoriano crespo, Casimiro Chisvert, Guillermo Duque, Pilar de Marcos, Juan Ramon y Vidal y Victor Sivit.

Hoy Cobeña a cambiado mucho y no ha cambiado tanto: aunque somos unos 8.000 habitantes de hecho, mi madre, Pilar Chsivert aun reconoce a todas las personas que he citado, habiéndolas conocido y escuchado hablar de ellas a mis abuelos Casimiro Chisvert y Cipriana Torres.

Los apellidos, los lugares y las familias aun perduran.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje