DIARIO DEL COVID-19. CASINOS: TERCER DÍA DE PASCUA, LA MERIENDA EN CERVERET • ENTRE MEDIO ESTABA LA OTRA MASÍA, LA DE VICENTE MIRALLES, Y LA DE MÁS ARRIBA CONOCIDA COMO LA MASÍA DEL OBISPO

POR JOSÉ SALVADOR MURGUI, CRONISTA OFICIAL DE CASINOS (VALENCIA)

Masía Obispo Cervera. / EPDA

Otro de los lugares donde cada año era el punto de reunión para las tardes de pascua, era en Cerveret. El Cerveret que yo conocí constaba de tres masías, la de abajo, del medio y de arriba. Normalmente la parada siempre era en la de abajo, que recuerdo era propiedad de la familia «Batallón», aquella era una casa grande, pintada de blanco con ventanas rojas de madera sin rejas, pero en mi infancia y juventud cada año crecía el deterioro y acabó siendo pasto de las llamas. En la década de los años ochenta aún estábamos resguardados por sus viejas paredes, pero nada quedaba ni de la cisterna ni de aquella casa de campo de dos plantas, que conocimos en pleno esplendor.

Un algarrobo nos cobijaba, mientras repartíamos saludos a las cuadrillas que jugaban a la cuerda, a las que se entregaban a los juegos de pascua, o a los más jóvenes que disfrutaban tirando cohetes de cuatro salidas.

Entre medio estaba la otra Masía, la de Vicente Miralles, y la de más arriba conocida como la Masía del Obispo.

¿Por qué ese nombre del Obispo? Porque fue propiedad de Jacinto María Cervera y Cervera que nació en Pedralba, el 12 de octubre de 1827 y ordenado sacerdote en 1850. Formado en el Colegio de la Presentación de Nuestra Señora de Valencia, fundado por Santo Tomás de Villanueva, fue ordenado Sacerdote y nombrado párroco de Beneixida, Carpesa y Beneficiado de Santo Tomás y San Felipe Neri de Valencia.

El 16 de diciembre de 1880 fue nombrado obispo auxiliar de Zaragoza, siendo consagrado obispo el 6 de febrero de 1881. Al año siguiente, el 27 de marzo de 1882, fue designado como obispo de San Cristóbal de La Laguna (o de Tenerife). Entró en la diócesis el 16 de julio de 1882. Ordenó a cinco Sacerdotes diocesanos y años más tarde presentó la renuncia que le fue aceptada el 21 de julio de 1885 y se retiró a las Islas Baleares. Al año de retirarse el día 10 de junio de 1886 la Santa Sede lo nombra obispo de Mallorca e Ibiza, título que desempeñó hasta su muerte a la edad de 70 años el día 14 de noviembre de 1897.

El obispo de Mallorca Jacinto María Cervera Cervera encomendó el priorato de Lluc al sacerdote Joaquín Rosselló Ferrà, hoy ya declarado venerable, que acababa de fundar en Sant Honorat una congregación clerical en el año 1891.

Sabemos que en una de sus estancias en su Masía, el Obispo Cervera visito Casinos para administrar el Sacramento de la Confirmación, en la Iglesia Parroquial de La Villa de Casinos y Masías Anexas, el día 7 de enero de 1885. «El Exmo. e Ilmo. Sr. Dr. D. Jacinto Cervera y Cervera Obispo de Santa Cruz de Tenerife administró el Sacramento de la Confirmación en esta Iglesia Parroquial de la misma Villa, siendo Padrino para los hombres D. Carlos Bonet, Alcalde de esta, y Madrina para las Mujeres Dª Pascuala Ibáñez de ésta. Siendo Testigos D. Vicente Plasencia cura de ésta, D. José Muñoz Presbítero de está y D. Vicente Bort Beneficiado de Pedralba y confirmo a 234 hombres y 267 mujeres».

El día 8 de enero de 1885, El Exmo. e Ilmo. Sr. Dr. D. Jacinto Cervera, administró el Sacramento de la Confirmación en esta Iglesia Parroquial, siendo Padrino para los hombres Manuel Usach, casado y vecino de ésta y Madrina para las Mujeres Micaela Muñoz natural y vecina de ésta. Confirmando a 217 Hombres y 202 Mujeres. Total en dos días el Obispo Cervera, administró el Sacramento de la Confirmación a 451 Hombres y 469 Mujeres, un total de 920 vecinos de Casinos.

En el día Primero de Octubre de 1889 El Exmo. e Ilmo. Sr. Dr. D. Jacinto María Cervera y Cervera por la Gracia de Dios y de la Santa Sede Apostólica, Caballero Gran Cruz del Orden Americano de Isabel la Católica, Obispo de Mallorca, en su Oratorio propio de su Casa Masía de San Bernardo (Masía de Cerveret de arriba) administró el Sacramento de la Confirmación a los que a continuación se expresan, siendo Padrino para los niños D. Vicente Pérez y Cervera y para las niñas Dª Josefa Murgui:

María del Rosario Pérez y Pérez, hija legitima de D. Vicente y Dª María de la Concepción.María de la Resurrección Moscardó y Juan, de Francisco y María.María de la Gloria Sánchez y Moscardó de D. Antonio y Dª maría de la Resurrección.Francisco Muñoz Plasencia de Francisco y Carmen. Firman el Obispo de Mallorca y D. Vicente Plasencia Cura de Casinos.

En esa propiedad que fue del Obispo Cervera, encontramos la Casa-Masía, la Bodega y el resto de construcciones, con un total de casi dos mil metros construidos, además de los dedicados al cultivo. En la pared central, sobre la puerta de entrada se encuentra su escudo episcopal. Estamos ante un edificio histórico, cargado de secretos, de cultura, en 1894 publicó la Carta Pastoral, sobre «La unión y reciproco auxilio entre los dos poderes, eclesiástico y civil, ventajas que a ambos reportan y deberes de los católicos en las actuales circunstancias.» ¿Se inspiraría en Cerveret para escribir sus pastorales?
Eso siempre quedará en su mente, sus restos mortales descansan en la Catedral de Palma de Mallorca. Posiblemente en su eterna sepultura estará mirando al mar Mediterráneo, pensando en su Pedralba natal, o en su residencia de Cerveret de Casinos, recreando sus vivencias.

Sea como fuere, también queda en nuestra mente, las idas y venidas por caminos de tierra, por acequias sin agua, con alpargatas de casa Pilar la de Julio, o de Ricardo el de Vilamarxant que nos presentaba el atuendo pascuero de camisas coloridas, cada miércoles en el mercado de la plaza. Las meriendas a la luz de la hoguera, la garrafa del vino con las eternas canciones románticas, sin faltar las de la tuna.

La meta era volver a casa, arreglarnos rápidamente, irnos al baile, primero arriba del musical, y después en Umuca, porque nos esperaban los Kasins, y ese momento cumbre de la velada, que en el descanso, nombraban a las Reinas Musicales y sus Cortes de Honor, era martes por la noche, pero empezaba ya la maratoniana carrera, para celebrar la semana siguiente la fiesta de San Vicente ¡Que recuerdos!

Fuente: https://www.elperiodicodeaqui.com/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje