COBEÑA, 25 DE ENERO DE 1969. 51 AÑOS ANTES DEL CORONAVIRUS. 51 AÑOS DESPUÉS DE LA GRIPE ESPAÑOLA

POR JOSÉ JULIO ORTIZ Y CHISVERT, CRONISTA OFICIAL DE COBEÑA (MADRID)

Si la gripe pandémica de 1918 se conoció con el nombre de «gripe española», esta pandemia de 2020 lleva otro nombre en español; CORONAVIRUS. Y es que su nombre viene dado por la forma de corona del virus y no «couronne», (en francés), o «Crown», (en inglés), o «Krone», (en alemán), que es como esos idiomas escriben «corona». Pero hace 51 años, justo 51 años después de la gripe española, en Cobeña ni había gripe ni había corona ni apenas había nada.

En un artículo del diario EL ALCÁZAR, del 25 de enero de 1969, Una página entera era dedicada a nuestro pueblo, Cobeña.

Decía:

MADRID PROVINCIA.

Fundado por los árabes, fue engrandecido por los judíos.

«Mas vale Cobeña que Alcalá y su tierra».

Visitar Cobeña en día de lluvia no resulta muy agradable. Sus calles sin empedrar forman un barro que en ocasiones obliga a ejecutar verdaderas piruetas para mantener el equilibrio. (…) pero a pesar de su actual abandono, Cobeña es un pueblo con historia. Fue fundado por los árabes en el siglo IX. Ya en poder de los cristianos, Enrique II se la regaló a su mayordomo , Don Pedro González de Mendoza, como premio a sus servicios. Por aquellos tiempos comenzaron a asentarse en Cobeña mercaderes judíos que llegaron a convertirla en una villa lujosa e importante. Entonces se hizo famoso el dicho de «más vale Cobeña que Alcalá y su tierra». (…) Su iglesia parroquial dedicada a San Cipriano es de estilo herreriano. Dentro del término municipal de Cobeña pastaron reses bravas.

«Y prosigue el artículo diciendo que no había nadie por las calles hasta que después de dar unas cuantas vueltas se encontraron con el alguacil». Le preguntaron por el alcalde y este contestó que no estaba porque trabajaba fuera de Cobeña, pero que podían hablar con el teniente de alcalde.

El teniente alcalde les recibió enseguida pero este les dijo que no podía darles ningún dato sin contar con el alcalde.

Finalmente, cuando se disponían a marcharse del municipio, se encontraron con un joven. (Aunque no dan el nombre, este, era Jesús Martín «El Chule», en la fotografía podemos ver que su hijo, llamado -Jesus Martin- también-, son dos gotas de agua).

A esas, le preguntaron, ¿sabes si tardará en volver el alcalde? a lo que El Chule, contestó; creo que sí. Trabaja en Algete y no suele venir hasta tarde.

¿Cuántos habitantes tiene Cobeña?; En números redondos unos cuatrocientos.

¿Hay algo de industria en el pueblo?; Una fábrica de lejía y otra de cerámica.

¿Y agricultura?; Sí, mucha, principalmente trigo y cebada. Principalmente de ello vive la gente aquí, pero también es importante la ganadería.

¿Qué clase de ganado?; Ovejas y vacas.

¿Cuantas escuelas funcionan?; Dos, que son suficientes para los chicos que hay aquí.

¿Tenéis algún plato típico?; El cocido.

¿Se marcha la gente de Cobeña a trabajar a otros sitios?; Se van menos que vienen. Han llegado muchos andaluces y extremeños.

¿Suelen venir gente a pasar el verano?; No, si viene alguno es porque tiene familia aquí.

¿Qué haces?; Trabajo en la fábrica de cerámica.

¿Qué nivel de vida tiene el pueblo?; Regular.

¿Cuándo son las fiestas?; El 6 de mayo celebramos el Día del Cristo del Amparo con procesiones y bailes. El 12 de septiembre Día de la Virgen, hacemos lo mismo.

¿No tenéis corridas de toros?; No, eso es en Algete, allí se van muchos jóvenes a pasar el domingo.

Para finalizar el periodista le pregunta a Jesús:

¿Hay caza por aquí?; Bastante, aquí abunda el conejo, la perdiz y la liebre. La gente caza mucho, Concluye «El Chule».

Jesús Martín, años más tarde, en 1983, sería concejal del Ayuntamiento de Cobeña en las 2ª «legislatura» municipal de la democracia. Ahora Cobeña no tiene 400 habitantes sino 8000, (20 veces más), y hoy Cobeña ha cambiado mucho. Aunque no como quisiéramos, tenemos más servicios que entonces, tenemos más infraestructuras, más dotaciones, más industria y sobre todo, «MENOS BARRO».

En estos día de confinamiento espero estar aburriendo un poco a los que me seguís y trasmitiéndoos pinceladas de tantas y tantas cosas que uno sabe de mi pueblo y de sus gentes.

Un saludo para Jesús Martín padre e hijo, que sé que me sigue.

Fotografías del periódico EL ALCÁZAR, Edición del 25 de enero de 1969, cedido por mi prima Teresa Chisvert Crespo, vocal de la IEHCO

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje