GUILLÉN EL ALEMÁN, SEÑOR DE ELDA

POR GABRIEL SEGURA HERRERO, CRONISTA OFICIAL DE ELDA (ALICANTE)

Recreación histórica de la llegada del infante Alfonso a la villa de Elda a finales de marzo de 1244.

Tras la firma del Tratado de Almizra, un 26 de marzo de 1244, entre Jaime I de Aragón y el infante don Alfonso, en nombre y representación de su padre Fernando III de Castilla y León, y una vez delimitada con precisión la frontera entre ambas coronas, el infante castellano inició el viaje hacia Murcia, sometiendo a su autoridad a todas las alquerías o núcleos andalusíes de la comarca del Medio Vinalopó. Una a una, todas fueron pactando el reconocimiento del rey de Castilla como nuevo señor, sometiéndose a su vasallaje. A cambio de conservar sus propiedades, su religión, su lengua, sus leyes y sus costumbres, cedían el castillo o fortaleza existente.

Una vez llegado a Murcia el infante Alfonso, futuro Alfonso X el Sabio, inició el pago a todos los señores, caballeros y militares que integrados en su mesnada le habían acompañado en su periplo por el emirato murciano hasta llegar a las vistas de Almizra. Será en ese momento, cuando por primera vez aparezca el nombre de Elda en un documento medieval y nuestra ciudad inicie una nueva etapa de su historia.

Un 15 de abril de 1244, hoy hace 776 años, el infante don Alfonso dona a Guillén el Alemán … el castiello de Ella con su villa por heredat…con todas sus pertenencias, haciendole el pleito homenaje al rey y prometiendo hacer con él guerra y paz, moneda y que siempre pertenezca al señorío real.

El primer señor feudal de Elda era uno de esos militares, cuyo mote o sobrenombre nos indica su origen germánico, que al igual que otros muchos de origen franco, acudieron a los reinos peninsulares en busca de fortuna y riqueza en los procesos de conquista cristiana sobre las tierras de al-Andalus.

Poco más sabemos de aquel primer señor cristiano de Elda. Su señorío fue breve, apenas nueve años más tarde ya había fallecido, pues vemos a su hijo Enrique vender la villa y castillo de Elda a la poderosa Orden de Santiago. Por medio de aquella transacción, firmada en Ocaña el 20 de enero de 1245, los freires santiaguistas facilitaron el regreso a tierras germanas de los parientes de Guillén el Alemán entregándoles cuatro caballos, cinco acémilas y 3.000 maravedíes, mientras los Alemán firmaban la correspondiente escritura de renuncia a cualquier derecho que pudiera corresponderles sobre Elda por parte del difunto.

A juzgar por las últimas investigaciones de A. López Serrano, cuando en la documentación de aquella época se cita a “la villa de Elda con todas sus pertenencias” hay que sobreentender que estaban incluidos los núcleos y castillos de Petrer, Monóvar y la torre de Xinosa. Localidades que, al igual que Elda, se habían entregado al infante don Alfonso, entre el 28 de marzo y el 12 de abril, en su viaje de regreso a Murcia tras la firma del Tratado de Almizra y que en el primer momento de la conquista quedaron agrupadas en el señorío de Elda.

Documento original de donación del señorío de Elda a Guillén el Alemán, fechado en Murcia el 15 de abril de 1244. Este documento, conservado en el Archivo Histórico Nacional, se convierte en el primer documento medieval en el que aparece citada Elda y por tanto una pieza de excepcional interés para nuestra historia.

Fuente: https://www.valledeelda.com/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje