EXTREMADURA ANTE EL COVID 19

POR FRANCISCO RIVERO, CRONISTA OFICIAL DE LAS BROZAS (CÁCERES)

Como uno es periodista de profesión y especializado en el sector turístico en particular, la realidad española de hoy son los grandes efectos del COVID 19 en la sociedad española, con cientos de miles de afectados y decenas de miles de muertos (cifras oficiales), las reales seguro que son más. Y a esto se une la importancia del gran bajón de la economía mundial y, por ende, de la española. Como el turismo supone el 12% del Producto Interior Bruto de España nos llama poderosamente la atención cómo hemos de salir de este gran bache económico que nos está perjudicando a todos.

Este ha sido el tema básico de la tertulia que ha organizado la revista Hosteltur con los directores generales de turismo de Galicia, Castilla y León y Extremadura: Analizar qué hacen y harán estos tres destinos el interior peninsular en beneficio de las empresas y trabajadores turísticos.

Formación a través de la informática de temas de sanidad y seguridad hostelera y turística, así como ayudas al sector empresarial y laboral, incluso aportar ayudas de profesionales de la medicina (neumólogos) para educar en temas de limpieza de locales y utensilios turísticos para ofrecer una mejor asistencia al cliente, porque la sociedad tiene que pensar que las vacaciones ya no son un derecho laboral, sino además una asistencia a la salud psicológica de las personas.

En el caso concreto de Extremadura, en el que intervino su director general de Turismo, Francisco Martín, quien cuando hablaba no miraba a la cámara, sino a los lados, esta actividad de su responsabilidad la concretó en estar en contacto con el sector empresarial y laboral, cosa que hizo en cuanto acabó su conferencia pública a través de las redes sociales, y dijo que hay que entender que estamos en un nuevo momento del turismo, que estamos a las puertas de un nuevo modelo turístico, un consumo de las escapadas y de las vacaciones diferentes.

Se nos ha unido a lo urgente lo importante, pues el confinamiento por la pandemia del coronavirus ha llegado para Extremadura en su peor momento, en su temporada alta, por eso la Dirección de Turismo de la Comunidad Autónoma ha programado tres campañas: Una ya mismo, en esta primavera, para refrescar el destino turístico a los ciudadanos que visitan la región. Habrá otra campaña en verano para ofrecer al turista el turismo rural, las vías verdes, los parques naturales, las playas de agua dulce… y la campaña se prolongará en otoño con otra por valor de unos 2 millones de euros

Durante la tertulia y preguntas a pesar de haber perdido unos 20 minutos del “webinar”, se concretó en que hay que reinventar el turismo de interior, quizá el que está en mejor situación que el turismo masivo de sol y playa, pues éste tiene valores que el turismo de destinos de playas no tiene o lo tiene más difícil por la aglomeración de visitantes.

Al final, se concluyó en que las empresas turísticas se tienen que reinventar en un nuevo escenario, sugiriendo campañas de comunicación, ofrecer mensajes sólidos y consistentes y sugerir a los jóvenes que aporten sugerencias e innovaciones en este campo, por eso el turismo rural, de cercanía y en familia, quizá sea, en estos difíciles momentos, la solución más idónea para el turismo de interior.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje