COVID-19 EL DIARIO DESDE CASINOS: «LAS MUJERES Y LOS NIÑOS… PRIMERO» «…Y LOS DE MÁS DE 65 AÑOS, ¿CUÁNDO PUEDEN SALIR?»

POR JOSÉ SALVADOR MURGUI. CRONISTA OFICIAL DE CASINOS (VALENCIA)

Gabino Diego y José Salvador Murgui. / JSSM

Recuerdo que corría el año 2007, cuando por motivos profesionales conocí personalmente a una gran persona y un gran actor, que durante muchos años coleccionaba fotografías. Me refiero a Gabino Diego. Podía contar anécdotas graciosos de nuestros encuentros, podía escribir de como encarrilamos algunos proyectos que salieron muy bien, podía hablar de las extraordinarias facultades de Gabino como artista, podía recordar que en aquellos años había estado nominado en cinco ocasiones para los premios Goya, logrando el galardón con ¡Ay Carmela! en 1990 película española dirigida por Carlos Saura y producida por Andrés Vicente Gómez.

Podía recordar «Belle Epoque» en 1992 de Fernando Trueba que logro el Oscar al mejor film de habla no inglesa, podía recrear mi memoria en aquellos años que entablamos una gran amistad y que perdura con el tiempo. Pero de todos esos recuerdos, me quedo con el título que le dio nombre a su colección privada de 80 fotografías, con el que bautizó la Exposición y el Catálogo de la obra que pudimos presentar en el año 2008: «Las mujeres y los niños… primero.»

Lejos estábamos en el 2007 y 2008 del 2020. Era impensable pensar cuando costaba tres horas y media de ir en el Alaris de Valencia a Madrid, que en el año 2020 se haría realidad la frase que hoy da el nombre a este escrito. En aquel tren, hicimos varios viajes de trabajo juntos, y en aquellos asientos y mesitas, repasábamos las fotos, los textos y hasta pensábamos como íbamos a desarrollar el discurso expositivo.

Una vez elegidas las obras, pensamos lo de las mujeres y los niños para la primera exposición, pensando que después sería el momento de la segunda exposición con otros títulos y otras fotografías. Momentos que fueron seccionados por otras crisis y otras circunstancias que la historia calificará. Lo que siempre quedo entre Gabino y el que estas letras escribe, una cordial relación de afecto, amistad y sinceridad. Gabino es Gabino.

¿Por qué hoy las mujeres y los niños primero? Es el gran debate y es la gran noticia que nos envuelve estas últimas horas, los niños van a poder salir a la calle, es el regalo que estrenamos el domingo 26; ojo que el día 25 es San Marcos y dice el refrán: «Si llueve en San Marcos 40 días Charcos», hay que estar atentos a la meteorología, a ver si después del permiso, lo gafa la lluvia.

Medida maravillosa, noticia estupenda para nuestros pequeños hasta 14 años. Pero mi pregunta en mi profunda ignorancia es, y los de más de 65 años, ¿Cuándo pueden salir? Tengo la suerte de conocer a bastantes personas de esa edad, personas que gracias a las video llamadas puedo estar en contacto, personas con las que convivo el confinamiento. Es el sentir general la necesidad de cambiar el «modus vivendi», por suerte en Valencia, en el Camp de Turia, en nuestros pueblos, gozamos de un clima estupendo, donde la tierra huele a tierra, el campo estos días huele a azahar, el sol nos acompaña durante muchas horas, tenemos espacios naturales muy amplios para poder vivir y disfrutar de la primavera.

Estar en casa tantos días atrofia, nos hace sedentarios, cómodos, nos puede hasta deprimir, alterar las constantes vitales, en concreto la presión arterial y la frecuencia cardiaca. Pienso que todos hemos sido muy disciplinados para combatir tal y como nos lo han pedido las Autoridades esta catastrófica pandemia que nos ha cambiado la vida.

Por respeto a esas MUJERES Y HOMBRES, que nos lo han dado todo, que hoy todo son cantos a su vida, a su historia, a su ejemplo, a su dedicación al prójimo, a sus pueblos y a las familias; creo que es hora de obsequiarles con esa merecida salida: la vuelta a la manzana, disfrutar del sol de la calle, saludar de lejos, con mascarilla, con las medidas necesarias, poder dar una vuelta por el campo, en una frase: volver a la normalidad, dentro de las limitaciones necesarias para evitar cualquier riesgo.

No me tachéis de imprudente, ni de mezquino, tampoco de irresponsable, solo pienso en la soledad que han estado más de cuarenta días muchas personas, en el menoscabo social que supone no relacionarse unos con otros, poder utilizar solo el teléfono ,o video llamadas, o pensando también en aquellas personas que no podrán relacionarse con nadie.

Es el momento de actuar, los niños primero… y ¿los otros cuándo? No es lanzar ningún bulo, ni ninguna proclama incendiaria, no es lanzar ninguna crítica, no es exigir imposibles, no. Por una parte es sopesar el dolor y el luto por las pérdidas humanas, por otra llenar los ratos y vacíos que ocupa la soledad, finalmente es premiar la paciencia y perseverancia de ese colectivo, que ha estado en casa día tras día, que necesita ese premio cargado de felicidad para poder encontrarse cara a cara con la calle, con el campo, con la vecina, con la tienda, con el sol o con el aire… porque hoy más que nunca el ser humano necesita aire puro, limpio y sin contaminar que es el fruto recibido por nuestra madre tierra al estar el mundo tantos días sin profanar la naturaleza.

Fuente: https://www.elperiodicodeaqui.com/

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje