NO SEREMOS RECOLECTORES SI EN LOS SURCOS NUESTROS EMPEÑOS CARECEN DE LA FUERZA QUE LE DAN LOS SUEÑOS

POR MANUEL GARCÍA CIENFUEGOS, CRONISTA OFICIAL DE MONTIJO Y LOBÓN (BADAJOZ)

Desde el confinamiento obligado y necesario, aprovecho este tiempo para con vocación y pasión, seguir investigando, leyendo, trabajando, estudiando y aprendiendo. No se debe perder el tiempo, pues es la materia de la que está hecha la vida. Hesíodo (segunda mitad del s. VIII a.C.), escribió: “Nunca seremos recolectores de esbeltas espigas o de flores si en los surcos nuestros diarios empeños carecen de la fuerza que les dan los sueños”.

Y aquí estoy, en el escritorio, en la sintonía de este tiempo de tribulación, dejándome llevar por la memoria, por el sonido que ahora evoco de aquella mi primera máquina Olivetti de hace más de cuarenta años. Todo por la fiel vocación de ejercer siempre el muy antiguo y hermoso oficio de escribir, estudiar, aprender, comunicar y compartir.

Deseo que esta ruina pase pronto. Tenemos tanto que cambiar individual y colectivamente. Tenemos que cambiar mucho, ser diferentes de lo que somos. Ser mejores. Gandhi lo afirmó “Si quieres cambiar el mundo, cámbiate a ti mismo” y en esas debemos estar. Mientras ese tiempo llega, tengamos paciencia. Lo escribí hace unos días: “siempre es temprano para rendirse”.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje