LOS SANTOS NIÑOS, JUSTO Y PASTOR. DE ALCALÁ, TIELMES O TALAMANCA

POR JOSÉ JULIO ORTIZ CHISVERT, CRONISTA OFICIAL DE COBEÑA (MADRID)

Hoy es 1 de mayo y a pesar de que se celebre el día del tabajador y no sea el día de la festividad de los santos niños Justo y Pastor, (que es el día 6 de agosto), en Tielmes, (o Tielmes de Tajuña para los que nos guste poner apellidos a los nombres), se celebran las fiestas en honor a estos dos pequeños mártires.

El primer domingo del mes de mayo, cada año los temblecos dedican, en un lugar de especial significado para ellos, (la Ermita de los Santos Niños Justo y Pastor), la advocación de los Santos Niños. Esta celebración se adentra en la historia, tradición y cultura de esta localidad siglos atrás y como cada año, el viernes que comienza el fin de semana de ese primer domingo, comienzan dichas fiestas.

Pero si buscamos el nombre de Justo y Pastor en la «mentiripedia», (o sea, en Wikipedia), nos dice que nacieron en Alcalá de Henares en el año 297 y 295 y que murieron en Alcalá de Henares en el año 304.

Nada hay escrito de su nacimiento en Alcalá de Henares y tampoco en otros lugares y es por eso que Tielmes revindica, al igual que Alcalá de Henares, o Talamanca de Jarama, la naturalidad de estos niños para sí.

Sin embargo, sí podemos hablar que fueron muertos en Complutum ya que el poeta hispano-romano Aurelio Prudencio, indica que un seis de agosto de uno de los primeros años del siglo IV de nuestra era, eran martirizados en la ciudad de Compluto dos hermanos de siete y nueve años llamados Justo y Pastor. Tampoco es que el poeta fuese muy concreto ni un historiador agudo, por lo que solo podemos asegurar que murieron en la citada Alcalá.

Pero su nacimiento es otra cosa.

Tielmes, (histórico pueblo madrileño de noble gente y fértiles campos de la vega del Tajuña), reclama según la tradición, que ambos hermanos eran naturales de allí. Y es que se han encontrado restos arqueológicos de época romana y prerromana, por lo que dicha población, al ya existir en aquellas fachas, bien pudo ser el lugar de nacimiento de los pequeños santos.

Pero más cerca de aquí, (o sea, más cerca de Cobeña), en Talamanca de Jarama, también la tradición cita que pudieron ser naturales de allí, o al menos su padre, «San Vidal», un legionario hispanorromano que también dice la tradición que nació en Tielmes. En este caso, Talamanca aun es más vetusta que las anteriores, por lo que en época romana de sobra existía esta población jarameña.

Curiosamente Tielmes «de Tajuña», Alcalá «de Henares» y Talamanca «de Jarama», llevan los tres apellido fluviales.

Dedicado a mi buena amiga y tembleca Emilia Redondo Alcalá

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje