SALUDO FUENTEPIÑELANO 2310. DÍA 58 DEL ESTADO DE ALARMA

POR JUAN CUÉLLAR LÁZARO, CRONISTA OFICIAL DE FUENTEPIÑEL (SEGOVIA)

“Agua de mayo, pan para todo el año”. La climatología es lo único que parece que va funcionando bien en lo que va de año por nuestros contornos, y ello, quizás, porque apenas si tiene incidencia la mano del ser humano en su eterno discurrir (teorías sobre el cambio climático al margen). La primavera se está comportando como de ella se espera, y por eso resulta más amargo no poder disfrutarla por culpa de este confinamiento en fase 0-clausura domiciliaria a la que estamos sometidos desde hace ya casi un par de meses.

Como no es el lugar ni tengo esa capacidad ni esa pretensión, ya llegará el momento de analizar por parte del comité científico-técnico correspondiente que se cree (espero que con nombres y apellidos, y luz y taquígrafos, para saber quienes son y de donde provienen, y sus especialidades respectivas) sobre la conveniencia o no de prolongarlo sine die, porque si el tema sanitario físico es importante, y todos somos conscientes de ello, no lo es menos el tema psicológico y emocional de la gente, que de ambos campos estamos compuestos los seres humanos y por ambos hay que velar.

Como ya he dicho en otros Saludos anteriores, en ningún momento pretendo generar ningún tipo de polémica, pero sí que reclamo mi derecho a estos soliloquios que me traigo entre neurona y neurona, y a estas reflexiones que si bien no van a contribuir a destruir al bicho, sí al menos me sirven a mí de desahogo.

Y a quien le cansen, disgusten o empalaguen, ya sabe lo que tiene que hacer: obviarlas o ignorarlas. Que no voy a ser menos amigo de él porque lo haga. Si acaso lo seré más por soportarme.

Y entre soliloquio y soliloquio, quiero unirme para la causa y para el combate contra este bicho, con todos los que «iniciamos» hoy esta fase 0, para la que estamos muy bien preparados pues ya llevamos dos meses «entrenándonos» para ella. Pero eso sí, lo que tengo claro es que, al menos de momento,

#YoMeQuedoEnCasa ¡Y que no cunda el pánico, que nos reinventaremos y volveremos más fuertes!

¡Buen día

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje