INCENDIO EN UN ALMACÉN DE FRUTAS EN ULEA

POR JOAQUÍN CARRILLO ESPINOSA, CRONISTA OFICIAL DE ULEA (MURCIA)

En el diario «La Verdad de Murcia» del día 23 de junio del año 1981, el Corresponsal de dicho periódico, en Ulea, refiere el incendio que se declaró en el día de ayer, en una finca urbana que posee, en la calle Ramón y Cajal, antiguo Arrabal, la señora Dª Sara García López.

La propietaria tenía alquilado el bajo del inmueble, dedicado a almacén y envasado de frutas, a D. Jesús Marín López, qué, momentos antes tenía preparada una carga de 4,000 kilos de ciruelas, envasadas, listas para ser enviadas a los mercados del norte de la Península.

Los vecinos del inmueble, Isabel y María Garrido Fernández, fueron las primeras personas que se percataron del incendio. Toda la barriada, más de 100 personas, intentaron sofocar el incendio, por medio de extintores de los almacenes aledaños y con calderos de agua; a la vez que lo pusieron en conocimiento del propietario de la mercancía.

Sin embargo, ante la magnitud del incendio, se requirió los servicios del Parque de Bomberos de Murcia, que envió a Ulea, dos unidades disponibles en esos momentos, uniéndose, a la vez, con otra unidad del Parque de Bomberos de Cieza.

A primeras horas de esta madrugada se dio por extinguido el fuego que, si bien calcinó toda la fruta y sus envases, no hubo que lamentar ninguna desgracia personal.

Hasta las primeras horas del día siguiente, no se pudieron evaluar las pérdidas ocasionadas. Los peritos de la compañía aseguradora valoraron las pérdidas en más de quinientas mil pesetas.

La Guardia Civil de Archena se personó en el lugar del siniestro para colaborar en las labores de extinción y hacer el correspondiente informe del mismo.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje