CIEN AÑOS COMO CIUDAD DE VILLANUEVA DEL ARZOBISPO (1920-2020) I. INICIOS ALCALDE D. CARLOS BUENO BUENO. POSESIÓN DE D. LEÓN BUENO MEDINA. VIDA COTIDIANA

POR MANUEL LÓPEZ FERNÁNDEZ, CRONISTA OFICIAL DE VILLANUEVA DEL ARZOBISPO (JAÉN)

Fábrica de aceite.

(Quiero evocar el año de la concesión del título de Ciudad a Villanueva del Arzobispo y las personas que impulsaron esta concesión, pero he querido, con apoyo de los libros de actas de plenos, algunas notas de prensa, el libro inédito de D. Julio César Bueno “ La Plaza de Toros. Historia Taurina de un pueblo” con las fotos que me donaron o cedieron para su uso E. Carrascosa, D. Justo Herguedas y Esteban Ruiz, en unos cristales que se han reproducido mil veces y que nos muestran esta época para la localidad, escribir cinco textos sobre este hecho destacado.

La difícil subsistencia de los vecinos, vida cotidiana; las obras, con la construcción de Las Escuelas Nuevas; el cambio de fechas de la feria, la corrida de la decepción por no presentarse Sánchez Megías, la avioneta del Capitán Bayo,… en cinco capítulos)

Nos encontramos en este mayo del centenario de Villanueva de la concesión del título de Ciudad.

No se han dado las circunstancias necesarias para llevar a cabo la programación de actividades para la celebración única para nuestra generación.

A través de las actas municipales, y otros documentos vamos a conocer algunos de los aspectos más destacados en 1920.

Paseo.

La vida política de España estaba en una profunda crisis, con tres elecciones generales, febrero de 1918, junio de 1919 y diciembre de 1920. En Villanueva las aguas municipales transcurrían en pequeñas cascadas y sobresaltos.

En el primer trimestre es alcalde de la localidad D. Carlos Bueno Bueno, que había presentado con anterioridad, en varias ocasiones, su dimisión. Renuncia de su cargo de alcalde por su agotamiento físico y tener cumplidos sesenta años, que le impide materialmente desempeñar el cargo con la constancia y acierto que reclaman las importantes funciones.

En las notas manuscritas que tengo sobre este periodo son escasas, una de las mayores preocupaciones pudo ser los alistamientos de mozos para su marcha al ejército, con numerosos prófugos. Algunos incendios en lugares de la Sierra Mancomunada; el nombramiento como portero de la Alcaldía a Cristóbal Muñoz Carrillo; el telegrama de D. Juan Ambrosio Benavides, como Diputado Provincial, ofreciéndose al Ayuntamiento en lo que pudiera ayudar. La felicitación de la Corporación por su merecido cargo por sus relevantes condiciones, que ha de ser altamente beneficioso para los intereses generales de la provincia y señaladamente para esta población; las dificultades para adquirir harina, ya que quedaba en la Fábrica para escaso tiempo; la renovación para el suministro de luz eléctrica a D. Fernando Bueno; la limpieza de las cañerías de las fuentes públicas, Cruz Dorada, Puerta del Sol y Plaza Mayor; el pago al farmacéutico, D. Felipe Rafael Ramos por medicamentos despachados para la Beneficencia Municipal; el pago a Juan Cano por las estancias de la Guardia Civil de tránsito; algunos arreglos de la Casa Capitular… son algunos de los datos obtenidos.

¿Cómo era Villanueva en este año? Intentaré evocar la vida de sus gentes, sus fiestas, el transcurrir diario, y los personajes que intervinieron en la concesión de este título.

Asilo.

El alcalde, D. León Bueno Medina ocupó este cargo en el año 1916-1917. En su segundo periodo toma posesión en abril de 1920.

La vida cotidiana

Fue un año difícil para el grupo mayoritario, agricultores, obreros… ya que aumenta el número del listado de familia pobres para la Beneficencia que recibían una ayuda diaria de 90 céntimos y 75 para la lactancia. A lo largo del periodo hasta diciembre, en todos los plenos se incluyen varias familias a este listado, nombres y apellidos de los que pasaban hambre.

Las familias necesitadas piden se les ayude en los desplazamientos a Jaén para su ingreso en hospitales; latas de leche para lactancia; o que una niña pueda tomar baños medicinales, o determinadas ayudas para una operación.

Se produce una gran escasez de alimentos, especialmente harina. Se necesitaban unas 170 toneladas de trigo, que procedente de Argentina se descargó en el Puerto de Almería, y en donde alguna cantidad se pudo traer a la localidad.

La elevación del precio del pan suponía el riesgo de una huelga en la localidad, pero los panaderos indican “Necesidad de elevar el precio del pan, ya que como se cotiza actualmente es imposible sostenerla. Indican que es necesaria la subida, pero que es bueno demorar el aumento, hasta que no se fije el precio del trigo o harinas que se adquieran… Se acuerda por unanimidad fijar el precio en setenta céntimos, desde el 13 de julio”. El robo de mieses de los carros que las transportan, por parte de los niños es grande por lo que piden “se dé un edicto prohibiendo que los niños retires mieses de las cargas que circulan por la población”.

El alcalde D. Carlos Bueno Bueno 1919-1920.

El concejal Sr, Ortuño realiza varias propuestas sobre la venta de parcelas ocupadas en la vía pública de la calle San Francisco, que se encargue un proyecto de una plaza de Abastos, de la que tan necesitada está este pueblo. Que no es normal que un pueblo productor de aceite se deje que este sirva para negociar con las clases necesitadas, propone que del aforo que resulte, se disponga de la parte proporcional que a cada productor corresponda y que se venda al público a precio de tasa.

El concejal Sr. Merino propuso que se concediera un voto de gracia al señor alcalde, D. León Bueno Medina, por la rectitud y acierto con el que desempeña su cargo. Se aprobó por unanimidad.

La Electra Nuestra Señora de la Fuensanta, cesó en la molienda y venta de harinas al carecer de trigo.

El Diputado a Cortes por Cazorla ofrece al Alcalde de Villanueva el reparto del 500 pesetas que el Estado ha concedido a cada Diputado para subsanar los gastos de franquicia y material, que se repartirá por turno riguroso alfabético entre las diferentes localidades, más de 30.

Solicitan que se conceda a esta ciudad, aceite para el abasto público al precio de tasa, ya que según la Prensa ha sido concedido para tal fin a la provincia una cantidad importante de dicho caldo y ha sido concedido ya a algunos pueblos.

Ayuntamiento.

La Comisión de Abastos indica: Que la clase media y proletaria se está perjudicando con los excesos cometidos por las clases productoras, sin consideración a la oferta y la demanda. Que se obtiene una utilidad no lícita. Que se originarán conflictos de orden público, por lo que pedimos: Que se fijen los precios de las hortalizas: Pimientos verdes 0,50 kilo, tomates, 0,20. patatas, 0.20, habicholones,(judías verdes) 0,60, peras a 0,5 y melones a 0,05 kilo.

La vigilancia para que no salgan productos básicos de la localidad, motivan que los concejales y policía, estén pendientes de este asunto: “Que enterado el concejal de que se habían transportado cinco sacas de moyuelo al Parador de la Paz, para llevarlo fuera de Villanueva. Que se personó en el lugar y ordenó que se prohibiera salir de Villanueva”.

Levanta cierta polémica la solicitud de la Asociación de la Conferencia de San Vicente Paúl para que se acuerde librar la cantidad que se invertían en socorros domiciliarios y de lactancia y gestionarla esta Asociación Uno de los concejales se opone abiertamente, ya que se podría incurrir en ineptitud municipal o caciquismo. Varias opiniones de los concejales, favorables a esta asociación motiva, que se conceden 100 pesetas mensuales para atender a los enfermos que acuerde la alcaldía.

La Superiora del Asilo pide a la Corporación que se suba la pensión que se abona por cada persona ingresada. Se fija la pensión diaria en 2,50 pesetas.

Son frecuentes las visitas a la Residencia de Ancianos, para Asilo, para conocer las instalaciones y trato a los asilados. “Pasada visita al Hospital por el Presidente de la comisión de Beneficencia, ha comprobado que la asistencia que prestan las Hermanitas a los pobre destaca por el mayor esmero y asiduidad, que existe una gran limpieza e higiene en la enfermería y ropas que el cuidado que reciben los enfermos es inmejorable”.

Al pleno llegan las quejas de algunos vecinos ·Que los médicos titulares no prestan la asistencia médica con la prontitud que requieren los enfermos. Hay un médico con licencia y los dos restantes tienen que atender todo. Piden se excite el celo de los facultativos para en caso de urgencia no tener en cuenta la vecindad ni el estado económico del paciente por humanidad. Se abre expediente al médico que no se incorpora a su puesto.

En julio “reinaba una gran marejada entre el elemento obrero por la pertinaz subida en todos los artículos de primera necesidad siendo bien doloroso que acabada la recolección haya subido el pan a precio que no llegó en toda la época de mayor escasez.

Por todo esto y por otras cosas políticas se nota cierto malestar e inquietud en todas las clases sociales, preocupación que no logra desterrar el movimiento precursor de las próximas fiestas”.

Varios concejales presentan su dimisión, que no le es admitida.

El arrendatario del impuesto de pesas y medidas solicita a la Corporación para atender este servicio público: dos romanas nuevas, tres embudos, 16 pesas de kilo, medio kilo, una media fanega nueva…

En el mes de agosto el concejal Sr. Merino presenta una moción: “Que el alcalde no da cuentas al Ayuntamiento. Que eleva escrito al Gobernador declinando responsabilidad .Que denuncia al Secretario por negarse a mostrar libros de contabilidad”.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje