LO GALDOSIANO EN LO SANTANDERINO • FONDOS SOBRE EL AUTOR DE ‘TRISTANA’ EN LA CIUDAD, EJE DE LA MUESTRA QUE SE ABRE ESTA SEMANA EN LOS ARENALES

UNA PARTE DE LA EXPOSICIÓN ESTÁ DEDICADA AL CRONISTA OFICIAL DE SANTANDER, BENITO MADARIAGA, EL ERUDITO RECIENTEMENTE FALLECIDO, Y SUS ESTUDIOS GALDOSIANOS

Galdós en su despacho de San Quintín. En la muestra se incluyen fondos bibliográficos, cuadros, fotografías y esculturas. / SMP

Basta con escudriñar en sus escritos para certificar el vínculo y la huella de Santander en Benito Pérez Galdós. En el Centenario del escritor (1843-1920), una conmemoración accidentada y a trompicones por los efectos de la pandemia, una de las citas aplazada y más llamativa es la que reúne, a modo de exposición, el rastro de la ciudad en el escritor. Una miscelánea de geografías, lugares y sensaciones que se plasman en descripciones, querencias y estancias con San Quintín a la cabeza. La entrada de Cantabria en la fase dos de la ‘desescalada’ permite, entre otras propuestas culturales, la apertura esta semana de diferentes espacios expositivos, caso de las salas del Espacio Cultural Los Arenales, en la Biblioteca Central. En ese centro permanece instalada desde marzo una muestra cuyos fondos recorren este trazo entrelazado de lo galdosiano y lo santanderino reflejado en libros, objetos, retratos, manuscritos o pinturas.

En ‘Amadeo de Saboya, Episodio nacional’ (1910) se puede leer: «A los dos días de vagar por la ciudad y sus alrededores, probando distintos alojamientos, nos instalamos definitivamente en una casita del alto de Miranda, donde pagábamos dos pesetas por la habitación, y comíamos por nuestra cuenta. (…) Lo restante del día lo empleábamos en largos y deleitosos paseos: ya nos extendíamos hasta Cabo Mayor, y desde lo alto del faro contemplábamos el mar en toda su majestad y bravura, o bien, después de recrearnos en las hermosuras del Sardinero, íbamos a coger azucenas y clavellinas silvestres a la península de la Cerda».

La Sociedad Menéndez Pelayo, con el patrocinio de la Consejería de Cultura del Gobierno de Cantabria y la colaboración de la Biblioteca Central de Cantabria exhibirá ya desde esta semana la exposición ‘Benito Pérez Galdós, ilustre santanderino’ en la que se exponen fondos procedentes de la Biblioteca Central y de colecciones particulares y se pondrá en valor la estancia continuada del autor de ‘Tristana’ en nuestra ciudad. La muestra, que será inaugurada probablemente el próximo jueves, la integran manuscritos, obras ilustradas del novelista, primeras ediciones de su novela y una cronología detallada de las actividades. Además, hurga en los escritos de Galdós en la ciudad de Santander y recoge fotografías del novelista y de las principales figuras literarias y de la cultura con las que tuvo amistad y colaboración.

Una parte de la exposición está dedicada al cronista oficial de Santander, Benito Madariaga, el erudito recientemente fallecido, y sus estudios galdosianos

Esta exposición viene a completar la celebrada en la Biblioteca Nacional de Madrid el pasado invierno, comisariada por el escritor santanderino Germán Gullón y la escritora Marta Sanz, aportando ahora la mirada de la figura de Galdós en nuestra ciudad, pero deteniéndose también en los viajes que hizo el novelista por nuestra Comunidad Autónoma, patentes en el libro ‘Cuarenta leguas por Cantabria’ de cuyas diversas ediciones se expondrán ejemplares. Los organizadores destacan y agradecen el préstamo de fondos bibliográficos, cuadros, fotografías y esculturas por parte de la familia Verde de Santander y de Celia Valbuena, viuda de Benito Madariaga, a cuya labor intelectual, en especial a sus estudios galdosianos, se dedica una parte de la exposición.

El diseño expositivo tiene en cuenta el gusto del espectador actual y se estructura en varias secciones: la llegada a Santander del novelista, sus amistades, con Menéndez Pelayo y Pereda a la cabeza, así como José Estrañi y otras personalidades de la cultura, sus obras literarias redactadas en Santander y sus estudiosos en nuestra región, caso del presidente de honor de la entidad, Benito Madariaga.

Mascarilla funeraria

Entre las piezas estrella de la exposición están las primeras ediciones ilustradas de los Episodios Nacionales, fotografías de Pérez Galdós y de su hija María cedidas por la familia del novelista y la mascarilla funeraria de Galdós cedida por Celia Valbuena. La comisaria de la exposición ha sido la vicepresidenta de la Sociedad Ménendez Pelayo, Raquel Gutiérrez Sebastián, y la entidad ha colaborado además con la cesión de algunos fondos bibliográficos y cuadros de su propiedad.

El objetivo esencial radica en trazar «un panorama de la vida cultural santanderina de finales del XIX, de las vivencias de Galdós en nuestra ciudad, donde escribió numerosas obras, de sus amistades literarias y del mundo cultural de la época». La exposición propone de este modo «un viaje del espectador a San Quintín», donde confluyen imágenes de su trazado arquitectónico, fotografías de sus visitantes ilustres, cartas y telegramas, objetos de la época, así como cuadros y retratos del novelista y sus amigos.

Fuente: https://www.eldiariomontanes.es/ – GUILLERMO BALBONA

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje