EN XARRÉ Y P´AL MERCAU

POR JOSÉ ANTONIO FIDALGO SÁNCHEZ, CRONISTA OFICIAL DE COLUNGA (ASTURIAS)

Una de las últimas «xarrés» en el mercado de Colunga. Año (aproximado) de 1945.

El desplazamiento desde los caseríos, aldeas y pueblos del concejo hasta la villa de Colunga -especialmente si se trataba de un jueves de mercado – para realizar compraventas, resolver asuntos, realizar consultas médicas, etc., se hacían antiguamente «a pie» («en el carru de san Fernando: la mitá a pie y la otra andando»), en «burru» (asno) o en caballo y en la mayoría de los casos en un «carrillu tirau por un burrín».

Si ese «carruaje» ofrecía cierta elegancia y comodidad de asiento y el caballo que tiraba de él iba engalanado con cierto señorío, entonces el nombra se transformaba en XARRÉ.

Esta palabra proviene del francés «charrette» (léase chaguet o algo parecido) y que por el aquel de no saber pronunciar la «ch» al modo francés, pues se decía XARRÉ.

¿Y si había que trasladarse a capitales de concejos vecinos como, por ejemplo, Villaviciosa o Ribadesella?

Les transcribo un anuncio publicado en el diario EL NOROESTE en fecha 22 de febrero de 1906:

RIBADESELLA. NUEVO SERVICIO DE COCHES

«Dos conocidos y activos empresarios de esta localidad don Ángel Canosa y don José González, han establecido una línea de coches entre Ribade sella y Colunga.

La DILIGENCIA partirá de esta última villa a las OCHO de la mañana para llegar a Ribadesella a las ONCE. El regreso lo efectuará desde aquí a las cuatro y media de la tarde.

La combinación está hecha con el exclusivo fin de enlazar a las horas debidas con los trenes viajeros de Oviedo y Santander.

El nuevo servicio de coches está perfectamente organizado: los vehículos son nuevos, reuniendo buenas condiciones de comodidad para el viajero y el GANADO ES BRIOSO Y DE EMPUJE.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje