ADIÓS A LA MASCARILLA ZAMORANA DE HERMINIO RAMOS

LA ACCESIBILIDAD DE LA ESTATUA DEL CRONISTA OFICIAL DE LA CIUDAD HA CONVERTIDO AL MONUMENTO EN PRESA FÁCIL DEL ROBO EN SOLO UNAS HORAS

La estatua de Herminio Ramos, antes del robo de la mascarilla. / Emilio Fraile

Poco han durado la totalidad de las mascarillas colocadas en las catorce estatuas de Zamora para concienciar sobre las medidas de prevención ante el coronavirus. La primera en desaparecer ha sido la de Herminio Ramos, en la Rúa de los Francos. Su accesibilidad a cualquier peatón le ha convertido en presa fácil del robo del cubrebocas con la bandera zamorana y en cuestión de horas… ¡voló!

Las estatuas y esculturas protagonistas de esta campaña son:

– La de Viriato en la plaza de su mismo nombre

– La de Ignacio Sardá ubicada junto a la Biblioteca

– La de Herminio Ramos en la Rúa de los Francos

– La de Pablo Morillo en las Viñas

– La de la plaza del Maestro

– La Maternidad de Abrantes en San José Obrero

– La de Fray Diego de Deza en la plaza del mismo nombre

– La de Ramón Álvarez en la Plaza Mayor

– El Barandales ubicado frente al Museo de Semana Santa

– La de San Alfonso de Zamora en la plaza del San Atilano

– Los niños del homenaje al Puente de Hierro en el barrio de Pinilla

– La de Félix Rodríguez de la Fuente en Valorio

– La de Manuel Blanco en la plaza del Cuartel Viejo

– La estatua de Ignacia Idotea en la calle Damas.

El listado cuenta ya con una baja, la del cronista oficial de la ciudad. La campaña cuenta con la colaboración de la agencia Creativa Locomotiva y el diseñador Ángel Iglesias.

Fuente: https://www.laopiniondezamora.es/ – T. S.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje