MEMORIAS DEL CONCEJO DE PARRES 1835-1985 (CAPÍTULO CXIV)

POR FRANCISCO JOSÉ ROZADA MARTÍNEZ, CRONISTA OFICIAL DE PARRES-ARRIONDAS (ASTURIAS)

Parada de taxis de Arriondas en la calle Ramón del Valle, en la actualidad.

En el año 1960 el concejo de Parres tenía 7.502 vecinos de hecho y 7.730 de derecho.

Cedió gratuitamente Pilar Labra parte del aprovechamiento de agua del manantial sito en el lugar conocido como “Los Penayos” -en la Cuesta de la Vega de los Caseros- para los servicios de limpieza e higiene de la escuela de dicho lugar, a razón de 300 litros diarios. Un acuerdo al que se le sumaron una serie de condiciones y precisiones.

A los vecinos de Carrio y Tospe se les concedió una ayuda de 20.000 para la instalación de la luz pública, y para la traída de aguas a Collado de Andrín se presupuestó en 72.40 pts.

Jesús González Álvarez solicitó -pero no consiguió- situar dos taxis en la conocida como Plazoleta de Monasterio, más otros dos en la plaza del ayuntamiento.

Sí se le concedió autorización a Antonio Pellico González -como gerente de la fábrica de “Chocolates Tereñes”- para que abriese un depósito de confituras, caramelos y galletas, destinados a su venta en el concejo.

Se concedió un trofeo para el concurso de carrozas de la Fiesta del Bollu, pero no accedió la Corporación a la petición de Ramón Cofiño -como secretario de la “Sociedad El Bollu – La Peruyal”- para que les concediesen 1.000 pts. y que pudiese participar en dicha fiesta el famoso Orfeón Condal de Noreña.

Las escuelas y viviendas de San Julián de Nevares, recibieron la certificación de obra del arquitecto Carlos Blanco Bescos (que tantas obras certificó en el concejo) y su coste sumó la cantidad 129.928 pts. las dos escuelas, y 122.847 las dos viviendas correspondientes.

Plaza Venancio Pando en la actualidad.

En 1961 Armando Longo Torre se interesó por una plaza de taxi, con su coche Seat, matrícula S-16016, y se le concedió tras cumplir los requisitos que la legislación exigía.

Y a José María Fernández Gutiérrez -vecino de Arriondas- se le autorizó para circular con su coche 0-12357, dedicado al negocio del taxi.

Lo mismo que al vecino de Fuentes José Manuel Otero Fuente, para utilizar como taxista su coche Peugeot M-62822.

Abrió en aquellos días Enrique Inguanzo Medio una mercería en la calle José Antonio.

En un primer piso de la casa situada en Arriondas y propiedad de Consuelo Abarca, abrió una peluquería el vecino de La Morca Mariano Corteguera Corteguera.

Aguantó Luisa Pérez para solicitar su jubilación cuando ya había cumplido los 70 años de edad y llevaba como encargada de la limpieza del ayuntamiento desde 1939, y así se le comunicó al Montepío de Funcionarios en junio de 1961.

Merecida fue la gratificación de 1.500 pts. concedida al guarda forestal Adolfo Tereñes Poó porque durante años había notificado al Ayuntamiento la relación de madera que se cortaba, así como por su vigilancia de los pastos comunales y extracción de arena, unos servicios por los que nunca se le había retribuido, según se especifica en el acta correspondiente.

A decir verdad, la gratificación fue bien escasa, pobre, casi simbólica.

En el lugar de Sobremonte (Vallobil) se le concedió a Emilio Meana Santos, licencia para la extracción de arena durante un año, en una extensión de 50 por 30 metros, a razón de 10 pts. por cada metro cúbico extraído.

No tenían aún contadores de agua las huertas y jardines particulares, disponiendo que se instalasen en el plazo de un mes.

En la calle de El Sucón instaló un tostadero de café Antonio Álvarez Vázquez. Y se pregunta este cronista por qué algunos lugares que ya tenían su nombre desde tiempos remotos, se envían los mismos a la papelera de la Historia local y se les ponen otros (muy honorables, sí), pero que no vienen a cuento más que porque un alcalde, concejal o vecino tiene la ocurrencia y los demás callan o aplauden.

Así -la que citamos aquí- que debería llamarse calle o travesía de El Sucón, pasó a ser calle Ramón Menéndez Pidal (como podía haber sido calle Pelayo, Pablo Picasso, Azorín, Isaac Albéniz o vaya usted a elegir entre tantos nombres propios famosos españoles).

Lo mismo que el transformador de electricidad situado en La Noceda, exactamente en el lugar que era conocido como “Huerta del Molino”, ahora ´diluida´ en “Arriondas Norte”.

El tema del taxi y de los taxistas en Arriondas tiene mucha “miga”. Detengámonos en él.

A finales de 1961 había concedidas veintidós licencias de taxi, a saber:

1- Nazario Pérez Díez, (coche Plymouth 21 HP, M-75.119, siete plazas).
2- Nazario Pérez Díez, (SEAT-10 HP, M-122344, cinco plazas).
3- Nazario Pérez Díez, (Renault- 7HP, O-30318, cuatro plazas).
4- Nazario Pérez Díez, (SEAT 10 HP, O-14834, cinco plazas).
5- Vicente Vázquez Marinas, (SEAT 10 HP, O-31270, cinco plazas).
6- Armando Longo Torre, (SEAT 10 HP, S-16016, cinco plazas).
7- José Rodríguez Longo, (DKW 0-55361, ocho plazas).
8- José Rodríguez Longo, (SEAT -sin más datos-).
9- Ángel González Somoano, (Citroën –sin más datos).
10-Narciso Pesquera, (Renault O-15931, cuatro plazas).
11-José María Fernández Gutiérrez, (Seat 10 HP, O-12357).
12-Jesús González Álvarez, (Plymouth, 29 HP, M- 71634, cinco plazas).
13-Jesús González Álvarez, (SEAT 10 HP, O-19620, cinco plazas).
14-Jesús González Álvarez, (SEAT 10 HP, O-32311, cinco plazas).
15-Jesús González Álvarez, (Dauphine 7 HP, O39641, cuatro plazas).
16-José María Álvarez Urraca, (SEAT, 11 HP, M-158233, 4 plazas).
17-José María Álvarez Urraca, (Fiat, 8 HP, O-8985, cuatro plazas).
18-Secundino Menéndez Fresnedo, (Reanault, BI-31275, cuatro plazas).
19-Manuel Sierra González, (SEAT 1400, no constan más datos).
20-José Fernández Cueto, (SEAT 1400, sin más datos).
21-Manuel Martínez Cofiño, (Dauphine, sin más datos).
22-Valeriano Olegario Álvarez Toraño (Renault, no se especifican más datos).
Y en septiembre de 1963 se concedieron tres nuevas licencias:
23-Mariano Velilla Rodríguez, (SEAT, O-39555).
24-Ramón Corteguera Coto (Dauphine, O-63794).
25-José Manuel Collado Fondón (su autorización estaba pendiente de resolverse desde 1961).

En abril de 1965 veremos que se acordará elevar a 30 las licencias de taxi, alegando que la situación geográfica de Arriondas la colocaba en un nudo de comunicación importante, por lo que la villa tenía un carácter turístico destacado.

Actualmente hay en Arriondas quince licencias de taxi, acordando hace más de quince años los taxistas propietarios de diez de ellas, el formar la “Sociedad Cooperativa Taxisella”.

En enero de 1962 -bajo la presidencia de Amador Nachón- se acordó cobrar 2 pts. a los coches que aparcasen en la Plaza del Ayuntamiento, y 6 pts. a los camiones (tanto de día como de noche).

Y -tras incontables viajes y desplazamientos de los concejales a los diversos pueblos para certificar las innumerables denuncias que se producían por parte de los vecinos-, por primera vez se acordó que el denunciante -o denunciantes- debería abonar los gastos del desplazamiento del concejal o concejales designados para investigar las causas de la denuncia.

En abril de 1963 se propuso como encargada de la Biblioteca Municipal a Asbel Velilla Somoano.

En aquellos días adquirió el Ayuntamiento los muebles del antiguo Casino local por 2.000 pts.

Curioso es que fuese el Centro Asturiano de Venezuela y la Federación Mundial de Sociedades Asturianas, los que se interesasen en que la Corporación de Parres opinase si se debía denominar a nuestra provincia como Provincia de Oviedo (capital Oviedo) o Provincia de Asturias (capital Oviedo), y desde Parres se apoyó por unanimidad la segunda denominación de: Provincia de Asturias.

Aún debían transcurrir veinte años más para que este afortunado cambio se produjese, pues Provincia de Oviedo se llamó desde 1833 hasta 1983, ya después de aprobarse el estatuto de Autonomía de Asturias.

Sin Comentarios.

Responder

Mensaje